Pais PDF Imprimir E-mail
Se cumplen 50 años de una prueba de fuego para democracia alemana



Domingo, 23 Septiembre 2012

Notimex

Berlín.- Historiadores, politólogos, expertos en derecho, publicistas y políticos participan este fin de semana en una conferencia para debatir y revisar el "Spiegel-Affäire", un choque entre periodismo y política.

Organizada por la editorial de la revista semanal Spiegel, los participantes analizarán lo que hace 50 años supuso la primera prueba de fuego para la libertad de prensa en la República Federal de Alemania (RFA).

Entre los participantes están Franziska Augstein, hija del editor y fundador Rudolf Augstein, el ex canciller federal Helmut Schmidt, que revisan uno de los mayores escándalos políticos de la historia de Alemania Occidental y de la época de posguerra.

El conflicto se refiere a la crisis político-mediática desatada entre el entonces editor de Spiegel, Rudolf Augstein, y el entonces ministro de Defensa, Franz Josef Strauss, de la Unión Social Cristiana.

Este hecho se produjo cuando funcionarios de la Oficina Federal de Investigaciones Criminales registraron, el 26 de octubre de 1962, la redacción de la revista de Hamburgo, que ocuparon durante varias semanas, además allanaron viviendas de periodistas del semanario.

Franz Josef Strauss no era cualquier ministro, sino una político de gran carisma y poder en la joven República Democrática de Alemania, que aspiraba a avanzar aún más en la jerarquía del poder del país.

El director y fundador de la revista Spiegel, Rudolf Augstein, y el periodista Conrad Ahlers fueron encarcelados a iniciativa del ministro.

El detonador fue un artículo crítico sobre los ejercicios de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), bajo el nombre en clave "Fallex 62", pero también las acusaciones de corrupción que la revista había vertido contra el ministro.

La alianza atlántica dio la nota más baja al Ejército alemán durante las maniobras militares del otoño de 1962, que dejaron en evidencia las carencias de ese ejército ante un eventual enfrentamiento con la entonces Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS).

La OTAN concluyó que en caso de guerra o ataque nuclear soviético, las fuerzas de la RFA no podrían enfrentar a las del Pacto de Varsovia (la alianza militar en torno a la URSS en la Guerra Fría).

Las conclusiones dejaban en mal lugar al ministro de Defensa, pero se suponía que debían ser confidenciales.

Sin embargo, la información se filtró a Spiegel, que publicó su contenido el 10 de octubre de 1962, en un artículo de Conrad Ahlers, quien señaló que la Alemania Occidental no tenía oportunidad de sobrevivir si era atacada.

Tras la publicación, el jurista Friedrich August von der Heydte acusó a la revista de alta traición e inició la persecución y la intimidación del jefe de redacción y del editor, lo que desató la reacción de los medios alemanes y la opinión pública.

Lo que a su vez desembocó en una crisis política que precipitó la salida del cargo del entonces canciller federal, Konrad Adenauer, quien apoyó a su ministro, y la destitución de Strauss.

De repente se produjeron multitudinarias manifestaciones bajo el lema "Muerto Spiegel, muerta la libertad", que dejaron en evidencia que los alemanes defendían la libertad de expresión.

En la memoria de los alemanes pareció despertar las presiones a la prensa durante el régimen nazi. También los medios mostraron su solidaridad y ofrecieron ayuda, espacio y un lugar para trabajar y para imprimir a su competidora.

El escándalo vivió momentos de gran calado, como los registros de la redacción y de las casas de los periodistas.

Incluso Ahlers, que estaba de vacaciones en España, fue repatriado a Alemania e inmediatamente encarcelado tras recibir una interpelación de la policía franquista.

Poco después Augstein, que se había mantenido al margen, fue detenido de forma preventiva y la policía cerró las oficinas de la publicación durante varias semanas.

Sin embargo, su desenlace aceleró el movimiento de liberalización política y social en la RFA y llevó al refuerzo de las garantías de libertad de prensa y opinión.

Además, reforzó el prestigio de Spiegel, que incrementó su edición y se convirtió en lo que sigue siendo hoy en día: la revisa política con más prestigio del país.
  Compartir  
 
PUBLICIDAD

Escríbenos
Ayúdanos a construir El Mundo de Orizaba envíanos tus quejas, denuncias y comentarios a [email protected]

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Your are currently browsing this site with Internet Explorer 6 (IE6).

Your current web browser must be updated to version 7 of Internet Explorer (IE7) to take advantage of all of template's capabilities.

Why should I upgrade to Internet Explorer 7? Microsoft has redesigned Internet Explorer from the ground up, with better security, new capabilities, and a whole new interface. Many changes resulted from the feedback of millions of users who tested prerelease versions of the new browser. The most compelling reason to upgrade is the improved security. The Internet of today is not the Internet of five years ago. There are dangers that simply didn't exist back in 2001, when Internet Explorer 6 was released to the world. Internet Explorer 7 makes surfing the web fundamentally safer by offering greater protection against viruses, spyware, and other online risks.

Get free downloads for Internet Explorer 7, including recommended updates as they become available. To download Internet Explorer 7 in the language of your choice, please visit the Internet Explorer 7 worldwide page.

// -->