Lectura del Santo Evangelio según San Lucas 21:34-36

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “Estén alerta, para que los vicios, la embriaguez y las preocupaciones de esta vida no entorpezcan su mente y aquel día los sorprenda desprevenidos; porque caerá de repente como una trampa sobre todos los habitantes de la tierra.

Velen, pues, y hagan oración continuamente, para que puedan escapar de todo lo que ha de suceder y comparecer seguros ante el Hijo del hombre”.


Palabra del Señor.


Ojalá y a la altura de la vida que has alcanzado, que después de tantos años hayas descubierto con claridad para que te ha traído Dios al mundo, triste es encontrar hombres que después de tantos años no encontraron el sentido de su vida.

Con tristeza podemos constatar gente sumida en la miseria interior, sumidos en la corrupción el alcoholismo, la prostitución, el fraude, las discordias; hombres que no solo no han podido hacer que su existencia valga la pena y sea útil para la sociedad, sino que son foco de destrucción de hijos, familia y sociedad. Cuando los hombres ha alejado el corazón de la fe, se han cerrado a Dios, tienen la necesidad de vivir alienados, destruyéndose y destruyendo a una comunidad humana que tiene necesidad de ellos.

Jesús mira a todos los hombres de esta generación conoce de sus miserias, necesidades, frustraciones y preocupación por el dinero, situación que les entorpece la mente en cuanto que no les permite encontrar el auténtico camino para ser feliz, encerrándolos en un círculo de egoísmo, sin amar y sin permitir que los que le rodean puedan realizarse en el amor.

Hoy urgen hombres con corazón abierto, dispuestos a dejar que Dios actúe en sus vida y haga de ellos una existencia que realmente valga la pena, que no sean fósiles o sanguijuelas sociales, sino que sean realmente valiosos para nuestra sociedad humana que tanta necesidad tiene de una civilización nueva, no centrada en el egoísmo sino en el amor de Dios.


GERMÁN ALPUCHE SAN MIGUEL

« EL EVANGELIO DE HOY »

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.


Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz