Lectura del Santo Evangelio según San Lucas 6:27-30

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “Amen a sus enemigos, hagan el bien a los que los aborrecen, bendigan a quienes los maldicen y oren por quienes los difaman. Al que te golpee en una mejilla, preséntale la otra; al que te quite el manto, déjalo llevarse también la túnica. Al que te pida, dale; y al que se lleve lo tuyo, no se lo reclames”

Palabra del Señor.

El cristianismo conlleva un fuerte rechazo por parte de los hombres de este tiempo, no obstante, la presencia del Espíritu Santo viviendo en el interior de los creyentes les hace sentir y vivir de una forma nueva, experimentan lo que es el reino de Dios aquí en la tierra. Se han sentido amados por Dios, perdonados en sus pecados, no juzgados por su pasado, reciben la capacidad de amar de una nueva forma, más allá de lo humano, porque tienen el amor de Dios en sus vidas.

Las palabras de este Evangelio, humanamente hablando son imposibles, porque no se trata de la no violencia al estilo de Gandhi, sino que implica el dar la vida buscando la felicidad de mis enemigos, sabiendo que no soy mejor que ellos, que Dios a mi me ha perdonado más, que son mis hermanos en Cristo, es por ello que puedo amar en esta nueva dimensión.

Cualquiera que se diga cristiano, de cualquier confesión, si quiere ver la autenticidad de su fe confróntese con este Evangelio. No basta hablar, si te encuentras a un supuesto cristiano que no ama a sus enemigos, que los difama y calumnia, que aborrece a los demás, ¡cuidado¡, tal vez hable muy bonito de Dios y mueva tus sentimientos, pero no tiene el Espíritu de Cristo.

El auténtico cristiano se le conoce por su capacidad de amar a sus enemigos, no por lo que hable de Dios o ponga cara de humilde. Cualquiera puede aprenderse la Biblia de memoria, pero solo los auténticos cristianos aman a sus enemigos, como Cristo nos amó cuando éramos sus enemigos, malvados y pecadores. Y este amor no es fruto del esfuerzo sino que brota del interior por tener la mente y el espíritu de Cristo.



Germán Alpuche San Miguel

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.


Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz