Lectura del Santo Evangelio según San Mateo 14:23-32

En aquel tiempo, Jesús subió al monte a solas para orar. Llegada la noche, estaba él solo allí.

Entre tanto la barca con los discípulos iba ya lejos de la costa y las olas la sacudían, porque el viento era contrario. A la madrugada, Jesús fue hacia ellos, caminando sobre el agua. Los discípulos, al verlo andar sobre el agua, se espantaron y decían: “¡Es un fantasma¡”. Y daban gritos de terror. Pero Jesús les dijo enseguida: “Tranquilícense y no teman. Soy yo”.

Entonces le dijo Pedro: “Señor, si eres tú, mándame ir a ti caminando sobre el agua”. Jesús le contestó: “Ven”. Pedro bajó de la barca y comenzó a caminar sobre el agua hacia Jesús; pero al sentir la fuerza del viento, le entró miedo, comenzó a hundirse y gritó: “¡Sálvame, Señor¡”. Inmediatamente Jesús le tendió la mano, lo sostuvo y le dijo: “Hombre de poca fe, ¿por qué dudaste?”.

En cuanto subieron a la barca, el viento se calmó.

Palabra del Señor.


Este Evangelio viene a dar consuelo a todos aquellos que tienen grandes preocupaciones y sufrimientos, para los que no saben como sacar adelante su matrimonio o se están hundiendo en pecados que destruirán a su familia.

Cualquiera que sea la ola que amenace tu vida, aunque parezca que tu vida se hundirá, no olvides que Jesucristo es el único que tiene poder para caminar sobre las aguas del sufrimiento que te amenazan. El es el único Señor, el único que puede salvarte de todo lo que te lastima, levanta el rostro a él.

No creas que es un fantasma, no pienses que son solo palabras bonitas, Cristo está cerca en su Iglesia, dispuesto a ayudarte. Pero tienes que caminar mirándolo a él, no te apoyes en horóscopos, brujerías ni amuletos que son abominables a los ojos de Dios, arrójate a las aguas de la vida pero caminando en su voluntad, mirándolo a él. No se trata de que mires tus debilidades y lo dejes de ver a él, porque te hundirás como Pedro.

Ten fe en Cristo que él es el Salvador, el Mesías de Dios.



Germán Alpuche San Miguel

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.


Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz