Lectura del libro de los Hechos de los Apóstoles 4:8-12


Pedro, lleno del Espíritu Santo, dijo: "Jefes del pueblo y ancianos: Puesto que hoy se nos interroga acerca del beneficio hecho a un hombre enfermo, para saber cómo fue curado, sépanlo ustedes y sépalo todo el pueblo de Israel: este hombre ha quedado sano en el nombre de Jesús de Nazaret, a quien ustedes crucificaron y a quienes Dios resucitó de entre los muertos. Este mismo Jesús es la piedra que ustedes, los constructores, ha desechado y que ahora es la piedra angular. Ningún otro puede salvarnos, pues en la tierra no existe ninguna otra persona a quien Dios haya constituido como salvador nuestro".


Palabra del Señor.


En este tiempo que nos cuestiona la violencia en el deporte, el alcoholismo en los jóvenes, lo corrupción, la pérdida de valores familiares, la desintegración familiar, la crisis de autoridad en la sociedad, en fin todos los males que aquejan a nuestro mundo se levanta la palabra de Pedro para indicarnos que Jesús es la piedra que ustedes, los constructores, ha desechado y que ahora es la piedra angular.

La única solución a los conflictos del hombre es Jesús resucitado, si tienes necesidades o anhelos de felicidad tu vida tiene que volverse al Señor. Tal vez has sido parte de aquellos mexicanos que han desechado de su vida la voluntad de Dios, que han experimentado las consecuencias de haber separado a Dios de sus vidas: violencia, divorcios, asesinatos como el aborto, adulterios, drogas, alcoholismo, divisiones familiares, rencores.

Hoy más que nuca la Iglesia levanta su voz para anunciarnos que no hay otro fuera de Jesús que pueda salvarnos. La solución no es nuevas leyes ni mayor nivel económico, sino dejar que Dios restaure el corazón de cada mexicano para que pueda llevar una vida nueva y plenificada. Hasta que no te dejes tocar por Cristo resucitado siempre encontrarás insatisfacción y oscuridad en tu vida.

¿Cristo Resucitado es el único Señor?


GERMÁN ALPUCHE SAN MIGUEL

« EL EVANGELIO DE HOY »

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.


Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz