Lectura del santo Evangelio según san Juan 20:11-18


El día de la resurrección, María se había quedado llorando junto al sepulcro de Jesús. Sin dejar de llorar, se asomó al sepulcro y vio dos ángeles vestidos de blanco, sentados en el lugar donde había estado el cuerpo de Jesús, uno en la cabecera y el otro junto a los pies. Los ángeles le preguntaron: "¿Por qué estás llorando, mujer?". Ella les contestó: "Porque se han llevado a mi Señor y no sé donde lo habrán puesto".

Dicho esto, miró hacia atrás y vio a Jesús de pie, pero no sabía que era Jesús. Entonces él le dijo: "Mujer, ¿por qué estás llorando? ¿A quién buscas?". Ella, creyendo que era el jardinero, le respondió: "Señor, si tú te lo llevaste, dime dónde lo has puesto". Jesús le dijo: "¿María?". Ella se volvió y exclamó: "¿Rabuní?", que en hebreo significa Maestro. Jesús le dijo: "Déjame ya, porque todavía no he subido al Padre. Ve a decir a mis hermanos: Subo a mi Padre y su Padre, a mi Dios y su Dios". María Magdalena se fue a ver a los discípulos para decirles que había visto al Señor para darle su mensaje.


Palabra del Señor.


María Magdalena es figura la de humanidad que llora por sus desgracias, porque su vida está lastimada por la muerte, las enfermedades, los odios, la violencia, los rencores, situaciones que le quitan la esperanza. Es la humanidad la que llora en todos y cada uno de los hombres atormentados por los problemas y sufrimientos; tu eres María Magdalena quien llora porque no tiene a su Señor, no tiene a Dios en su vida.

Pero en este tiempo se te aparece Jesús resucitado, preguntándote ¿Por qué lloras? ¿Por qué piensas que tu vida no puede tener cambios muy radicales? ¿Crees que tu Dios está muerto u olvidado de ti?. ¿Animo? Cristo resucitado está cerca de ti, tal vez no lo reconozcas como María magdalena, pero él está cerca, actuando a través de algún amigo o de alguna persona cercana, hablándote a través de los Sacramentos de la Iglesia, detrás de las Sagradas Escrituras. Jesús está resucitado, ha vencido a la muerte y a todo lo que te destruye.


GERMÁN ALPUCHE SAN MIGUEL

« EL EVANGELIO DE HOY »

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.


Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz