A veces percibo que estamos muy enfocados como seres humanos en muchas cosas, como ser productivos, tener trabajo, una familia, ropa bonita, cuerpo perfecto, salud... pero nos olvidamos de que en el fondo, todo eso lo buscamos porque queremos ser felices, y perdemos de vista a la felicidad. Nos agobiamos por todo lo que nos vamos poniendo como requisitos para ser felices, hasta que llega el punto de preguntarnos ¿cuál es el sentido de la vida?

¡El sentido de la vida es ser felices!

Claro, es lo que yo pienso. Si no fuera así... ¿entonces para qué? ¿para qué vivimos?.

Como existen muchas explicaciones filosóficas al respecto, algunas sencillas y otras complicadas, o bien existe la depresión que nos hace sentir que la vida no tiene sentido, yo he optado por buscar en mi interior realmente cuál es el sentido de mi vida, y me he dado cuenta que es solamente ser feliz.

Vine a la Tierra para ser feliz, estoy aquí para ser feliz, me quiero ir feliz.

A veces creamos requisitos falsos que le ponemos a la felicidad

Un requisito es todo aquello que crees que tiene que suceder para ser feliz, y algunos son:

tener trabajo para tener dinero para estar tranquilo de que tengo lo que yo y mi familia necesitamos y entonces sí... ser feliz. Tener una pareja con la que me entienda perfecto y me de gusto en lo que quiero para dejar de sentirme sóla y entonces sí... ser feliz. Ser exitoso en todo lo que hago, ser visto como un modelo en la sociedad, que los demás me admiren y vean lo grandioso que soy, para que entonces esté rodeado de gente que me admira y entonces sí... ser feliz. acumular la mayor cantidad posible de conocimiento en mi cerebro para sentir que tengo todas las respuestas y encontrar la seguridad que necesito para entonces sí... ser feliz.Por eso es importante que tomes las riendas de tu vida y té decidas a ser feliz y si es necesario solicita apoyo de un Coach o terapeuta para que te acompañe a encontrar ese camino de felicidad que aún no logras descubrir.