Wendy Orozco es una mujer que deja huella, que motiva, que inspira y que impulsa a las personas a lograr sus sueños, a ser felices y a desarrollar las habilidades personales para hacer un cambio radical en su vida.

Siempre emprendedora, inquieta, alegre, entusiasta y con una actitud positiva, dispuesta a ayudar desde adultos hasta niños.

Es licenciada de Administración de Empresas, sin embargo un día se dio cuenta que su gran pasión es cambiar el mundo a su manera, es decir, cambiando la actitud, la visión de vida y conseguir lo que se propongan, es por eso que cuenta con una certificación Internacional de Programación Neurolingüística (PNL).

“Yo toco vidas”, dijo Wendy en entrevista exclusiva para El Mundo, pues ayuda a sanar emociones a través de técnicas y métodos que permiten a las personas conseguir sus objetivos en diferentes campos de una manera rápida y eficaz.

Muestra cómo hacemos, qué estrategias internas seguimos para estar tristes, alegres, deprimidos, eufóricos y motivados.

Conociendo estas estrategias, se puede gestionar de una forma mucho más eficaz el estado de las emociones. Y a esto se dedica Wendy.

A través de casi 10 años ha logrado cambiar a muchísimas personas, a lograr un cambio positivo en ellas; “yo me siento feliz y realizada con mi trabajo, me apasiona lo que hago, el que yo cambie algo y toque algo en una persona es un gran satisfacción para mí”. refirió.

Hoy en día trabaja en varios proyectos enfocados al desarrollo de los niños y el empoderamiento de los jóvenes, y está convencida que dándole valor a las personas puede haber un gran cambio en el mundo.




Laura Arely A.

El Mundo de Orizaba