Más de alguno de nosotros, habrá escuchado decir:

“La risa es la mejor medicina”, cierto?

No cabe duda, que la mente ejerce una enorme influencia en la salud.

Los anales médicos, están llenos de ejemplos de pacientes cuya enfermedad parece surgir de una Depresión general. Es comprensible, que una persona sana que recibe malas noticias se deprima y poco después, se queje de sentirse agotada. Un estudio realizado en Inglaterra, muestra que la incidencia de enfermedades crónicas entre desempleados, es seis veces más alta que entre los que trabajan.

El cuerpo responde a la tensión mental, produciendo más cortisona y adrenalina, hormonas que, entre otras funciones importantes aumentan la frecuencia cardiaca y la presión arterial mejorando el desempeño, de manera que podamos actuar con mayor eficiencia. Demasiada tensión o estrés sobreestimula esta producción hormonal, de modo que lejos de mejorar nuestro desempeño, nos volvemos más torpes para actuar. Ésa es la razón por la que algunas personas que enfrentan crisis, que amenazan la vida no son capaces de actuar con sensatez.

La risa estimula los nervios del cerebro, que inicia en consecuencia una cadena de reacciones. El sistema endocrino del cuerpo secreta paliativos y tranquilizantes naturales.

Otras sustancias ayudan a la digestión, las arterias se relajan para mejorar el flujo sanguíneo. Ningún médico osaría afirmar que la risa cura todos los males; sin embargo es indudable que reir de buena gana, resulta ser muy beneficioso.-

Entonces, a no privarnos de soltar una buena sonrisa, o mejor aún una verdadera carcajada.-

Tu Mundo es como tu eres“ obsérvate y compruébalo, y cuando lo aceptes,.... busca el cambio.

 

Por Tere Gómez

 

*Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz.