Rodeado de toda la familia García Aguilar el pequeño Leonardo tuvo un bautizo inolvidable, en la pila bautismal de la Catedral de San Miguel Arcángel, donde recibió el agua bendita para bautizarlo con el nombre que sus queridos padres Hiram y Gilda eligieron para su hijo. Encendieron las velas y al final las alegrías y una atmósfera de buenas vibras dieron por concretada la ceremonia. Sus padrinos Iván Arturo Muñoz y Marilín Jamely Rodríguez López le regalaron al festejo una cruz que lo acompañará para siempre.

Horas después, los anfitriones Gilda Aguilar Rossainz e Hiram García Urbano, recibieron a sus amigos y familiares para celebrar que su segundo hijo recibió la bendición de Jesús en compañía de su primogénito.

Todos los invitados llegaron puntuales a una elegante recepción para disfrutar de varios momentos en un ambiente agradable.

Disfrutaron de un delicioso buffet entre ensaladas, pastas, carnes y pescados además de aguas de frutas para refrescar a todos los asistentes en un tarde calurosa en una atmósfera cálida y agradable.

Leo en compañía de todos los niños y niñas se divirtieron al máximo con los juegos y los diversos talleres que se encontraban en el salón, además de abrir sus regalos y partir las velitas de su pastel.

¡Felicidades!

Laura Arely Apale

EL MUNDO DE ORIZABA