Ciudad de México.- En seis meses el Gobierno federal interceptó más de tres toneladas de cocaína que el narcotráfico intentó ingresar por el Océano Pacífico.

De acuerdo con estimaciones gubernamentales ese tonelaje de cocaína tiene un valor en el mercado negro de 900 millones de pesos. Actualmente dependencias como la Comisión Nacional de Seguridad estima un precio de 333 mil pesos por un kilo de esa droga.

Desde abril y mayo, tras una serie de reuniones con los jefes del Comando Norte de Estados Unidos, el Gobierno mexicano fue advertido de una oleada de embarques con cocaína enviada desde Colombia, Perú y Ecuador a los puertos de Colima, Michoacán, Guerrero y Chiapas, principalmente, revelaron fuentes militares.

En 2008 las costas del Océano Pacífico se convirtieron en la principal puerta de entrada de cocaína a México, el aseguramiento de esta droga en altamar por parte de la Armada de México naufragó ese año.

En ese año la Marina logró confiscar 12.6 toneladas del alcaloide procedente de Sudamérica, subiendo a 14 toneladas en el 2009.

Para 2010 sólo reportó el decomiso de 3 toneladas en dos operativos. En 2011 un mando desestimó el tráfico por el Océano Pacífico. "La cocaína es trasladada por mar efectivamente, pero hasta Centroamérica, y de ahí ya la mueven vía terrestre (hacia el norte)", informó entonces a REFORMA un jefe de la Armada.

El último reporte importante sobre traslado de cocaína ocurrió en diciembre 2014 cuando a 111 kilómetros de las costas de Puerto Chiapas, fue detectada una embarcación "sospechosa" con 413 paquetes de cocaína, con un peso aproximado de media tonelada.

El hallazgo de cocaína en diversos contenedores mezclada en salsa o arena, entre triplay, dentro de refrigeradores o por altamar, prendió alertas en la Marina.

Ante ese escenario la Marina reforzó sus patrullajes marítimos, principalmente vía aérea con aviones Casa 295 Persuader y King Air, equipados con cámaras, para la detección de embarcaciones sospechosas.

En los puertos de Manzanillo, Lázaro Cárdenas, Acapulco y Puerto Chiapas, las comandancias navales desplegó 38 Patrullas Costeras, Interceptoras, Oceánicas, Logísticas y Remolcadores en apoyo a la vigilancia aérea.

A la par de estas operaciones 50 marinos se adiestraron en el Ejercicio Multinacional RIMPAC 2016 en EU de patrullas de vigilancia costera para anticipar amenazas y accionar con precisión ante ilícitos cometidos en zonas marítimas, incluido el narcotráfico.

"Se busca acotar tiempos de respuesta ante la localización de presuntos narcotraficantes en altamar, llegar hasta ellos con todo y la droga, antes de que la tiren al mar y se deslinden de una responsabilidad.

"En cuanto a la revisión de contenedores, con el apoyo del SAT, la PGR y la PF, se trabaja de manera coordinada para lograr un mayor número de revisiones, tareas que se relajaron ante la poca actividad del narcotráfico vía el Océano Pacífico", reveló un mando de la Marina.

REFORMA/Foto: CUARTOSCURO