Ginebra, Suiza.- La muerte de recién nacidos está creciendo de forma alarmante en los hospitales públicos de Venezuela debido a la falta de suministros médicos, alertó la ONU.

No hay cifras oficiales, pero se estima que la tasa de mortalidad entre los bebés de menos de un mes de edad aumentó más de 100 veces en sólo tres años, al pasar de 0.02 por ciento, en 2012, a 2 por ciento, en 2015.

Tan solo en el hospital de Táchira, 71 bebés murieron de enero a abril de este año.

En ese mismo periodo, también aumentó casi cinco veces la tasa de mortalidad entre las nuevas madres.

"Sigo enterándome sobre las cifras terribles de muertes de recién nacidos en los hospitales públicos y sobre la muerte de las personas con enfermedades crónicas, supuestamente debido a la falta de normas mínimas de atención y el acceso a los medicamentos esenciales en la red de salud pública nacional'', dijo a REFORMA Dainius Puras, Relator Especial de la ONU para el Derecho a la Salud.

"Mi más profunda preocupación respecto al impacto que la escasez de medicamentos y suministros médicos está teniendo sobre el derecho a la vida y el derecho a la salud física y mental de los venezolanos, con graves efectos desproporcionados sobre los más vulnerables'', agregó el experto de origen lituano.

Puras destacó que es responsabilidad del Gobierno de Caracas garantizar a la población el acceso a los medicamentos más básicos.

Pero hoy en día, se estima que más del 65 por ciento de los fármacos escasean en Venezuela, según los informes del experto.

Otros indicadores, como la cobertura de vacunación, atención prenatal y la incidencia de enfermedades transmisibles como la malaria, el dengue, el chikungunya y el zika, también habrían empeorado gravemente en los últimos años, detalló el Relator.

Puras enfatizó también que el Gobierno de Nicolás Maduro debe garantizar el acceso a los tratamientos médicos en las prisiones y velar por el estado de salud de los detenidos, en especial el de los presos políticos.

Finalmente, el experto de la ONU instó a Caracas a emitir de nuevo el Boletín Epidemiológico Semanal que se dejó de publicar desde octubre de 2014, para que de esa manera se pueda contemplar con mayor exactitud la magnitud y el alcance de la situación sanitaria que se vive en el país sudamericano.

REFORMA/Foto: EFE