Moscú, Rusia .- Recep Tayyip Erdogan y Vladimir Putin se reunieron en San Petersburgo, tras la cual ambos Jefes de Estado reconocieron la voluntad para reconstruir los lazos entre ambas naciones.

"Su visita de hoy, que realizó a pesar de la compleja situación política en Turquía, demuestra que todos queremos reiniciar nuestro diálogo y restaurar nuestras relaciones", reconoció Putin tras la reunión que sostuvo con Erdogan.

Esta es la primera reunión que tienen ambos Mandatarios desde que Fuerzas turcas derribaron en noviembre de 2015 un avión ruso en la frontera de Turquía y Siria, y la primera visita de Erdogan al extranjero tras la intentona del 15 de julio.

"El ambiente general ha sido muy positivo", dijo Erdogan.

Ahora, según el Jefe de Estado turco, su país y Rusia entran a un periodo diferente de sus relaciones y la solidaridad entre ambos podría resolver conflictos regionales.

"El proceso ya ha arrancado, pero requiere tiempo", señaló Putin.

El Mandatario turco agregó que se requiere arduo trabajo de ambos países para reanimar cooperación económica y comercial, cuyo volumen cayó 43 por ciento en los primeros cinco meses de 2016, y que este esfuerzo no es el resultado de puro pragmatismo.

Erdogan afirmó que tanto él como Putin, a quien refirió como un "querido amigo", tienen la voluntad política de llevar relaciones bilaterales a nivel anterior previo a crisis.

"Espero que como resultado de estos pasos creemos un Eje de Amistad", declaró Erdogan.

El Presidente de Turquía se mostró dispuesto a reanudar proyectos como el gaseoducto que suministraría a Turquía a través del Mar Negro, así como construir la primera central nuclear rusa y garantizar la seguridad de turistas rusos en el país, visitas que cayeron un 87 por ciento este año.

La restauración de las relaciones entre Rusia y Turquía surge en medio de tensiones de ambos países con los líderes de Occidente, quienes temen el acercamiento de Ankara a Moscú y un distanciamiento de la nación otomana de la OTAN, de la cual es miembro.

Además, Bekir Bozdag, Ministro de Justicia de Turquía, señaló que existe un grave sentimiento antiestadounidense en el país, el cual podría mejorar si Estados Unidos acepta extraditar a Gullen, señalado de orquestar el golpe de Estado en Turquía.

Erdogan denunció este lunes tanto a Estados Unidos como a la Unión europea por no apoyar a Turquía lo suficiente tras la intentona; a la UE la acusó de darle la espalda y, por otro lado, cuestionó la amistad de Estados Unidos al mismo tiempo que agradeció el apoyo de Rusia.

Reforma