Monterrey.-Una pena que va desde los 6 meses hasta los 4 años y 6 meses de prisión podría ser impuesta a los aficionados que participen en un hecho violento dentro de los estadios y en los alrededores, aseguró una fuente de la Procuraduría estatal.

Además, el aficionado se involucre en alguna riña o que sea detenido por lesionar a una persona, entre otros delitos, también se le negará el ingreso a un estadio por un lapso de dos a seis años.

El vocero señaló que el Gobernador Jaime Rodríguez exigió que no haya tolerancia para quien participe en peleas en la Final Regia entre Monterrey Tigres.

"El delito se puede cometer dentro y fuera del estadio. Se va a vigilar y proceder contra quien por sí mismo (cometa el delito) o incite a otras a realizar conductas como lanzar objetos que pongan en riesgo la salud o integridad de las personas.

"También se procede por participar en riñas, causar daños, introducir armas, ingresar sin autorización al terreno de juego y agredir a las personas o causar daños", explicó una fuente.

El vocero comentó que cualquier aficionado o persona que esté dentro o fuera del estadio puede reportar cualquier delito del que fuera víctima al teléfono 2020 4100.

"En ese número se canaliza directo con la Agencia Estatal de Investigaciones; desde ese número se gestiona directamente con el Ministerio Público", señaló el informante.

Agregó que en el interior del Estadio Universitario habrá agentes del Ministerio Público para tomar conocimiento de cualquier hecho violento que se pueda presentar antes, durante y después del primer partido de la Final.

Reforma