Ciudad de México.- Académicos y expertos en el tema del aborto alertaron que la normativa que impulsa el Gobernador de Veracruz, Javier Duarte, para garantizar el derecho a la vida desde la concepción es un retroceso y viola la autodeterminación de las mujeres.

El Director de la Clínica de Interés Público del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), Javier Angulo, advirtió que el proyecto obligaría a las mujeres que interrumpan un embarazo a entrar en un proceso de "reeducación" en un penal.

"Jurídicamente la interpretación es que la mujer que decidiera interrumpir su embarazo en el estado de Veracruz tendría que ir a reeducarse al reclusorio", señaló.

El profesor de Justicia Constitucional y Amparo acusó además que los legisladores no establecen el tiempo de la sanción y señaló que no hay ninguna norma en ninguna otra entidad del país que obligue a las personas a entrar en un modelo de educación.

"Esta pena es muy rara, es única, en ningún otro Código Penal de México se incluye una norma que obligue a reeducar", añadió Angulo al participar en la UNAM en el foro "Veracruz: La ley que criminaliza a las mujeres".

Duarte envió en enero al Congreso local una iniciativa para adicionar a la Constitución un párrafo que garantice el derecho a la vida, desde el momento de la concepción y hasta la muerte natural, la cual ya fue aprobada en primera instancia.

Angulo señaló que, de aprobarse, la disposición también negaría la autonomía de la propia voluntad de las mujeres.

"El Estado de Veracruz no tiene la capacidad de decirle a una mujer cómo tiene que ser, no puede decir que todas sean esposas y madres", afirmó.

Pedro Salazar, director del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, señaló que la legislación de la Ciudad de México que permite la interrupción legal del embarazo hasta las 12 semanas de gestación debería de ser replicada en todo el país.

"El derecho que tienen las mujeres en la Ciudad de México de interrumpir un embarazo debería ser un derecho que se potencie hacia el resto del territorio nacional y lo que estamos viendo es exactamente lo contrario", afirmó.

Advirtió que la criminalización, la persecución y la estigmatización de las mujeres que deciden interrumpir un embarazo, tanto en Veracruz como en otras entidades, se contraponen a la lógica de Estado de derecho.

"En el país no hay progresividad sino regresividad en derechos humanos, tampoco hay universalidad, sino particularidad, porque los derechos humanos, principalmente de las mujeres, están confinados en unos cuantos espacios geográficos", criticó Diego Valadés, investigador del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM durante su intervención.

Reforma

Foto: Depositphotos