Ciudad de México.- El sistema de asignación de órganos en México tiene deficiencias que dificultan la donación y trasplante de órganos, de hecho, en el caso de los trasplantes de hígado, en muchas ocasiones los órganos no se aprovechan debido a esas dificultades, señaló Alan Contreras, miembro del Comité Científico de la Fundación Mexicana para la Salud Hepática (FundHepa).

El Centro Nacional de Trasplantes (Cenatra) reporta que hay 404 personas en lista de espera para recibir un trasplante de hígado.

Contreras destaca que en 2013 hubo 438 donadores con muerte encefálica.

"Si hubiéramos aprovechado esos donantes, probablemente hubiéramos trasplantado a todos los pacientes en la lista de espera", destacó el cirujano de trasplante hepático.

La primera dificultad es que no todos los hospitales tienen licencia de procuración de órganos y cuando surge un posible donante en un hospital sin licencia es necesario trasladarlo a otro hospital que sí tenga el permiso; y la mayoría de las familias deciden en ese momento no seguir adelante con la donación.

De acuerdo con Contreras, otro problema es que la lista de espera del Cenatra no indica qué pacientes requieren el trasplante con mayor urgencia y por eso muchos de los pacientes más enfermos están en un riesgo mayor de morir en espera de un hígado.

"Es necesario tener una lista regional donde los pacientes estén ubicados por gravedad, que permita que cuando aparezca un donante, se asigne el hígado al paciente que más lo necesite.

"La Ley General de Salud en sus artículos 336 y 339 establece, por ejemplo, que es facultad del hospital en donde se genera el donante decidir a dónde se asignan los órganos y, debido a la falta de una lista de espera ordenada por gravedad, la mayoría de las veces no pueden saber en dónde están los pacientes que más los necesitan", apunta el especialista.

De acuerdo con FundHepa, el hígado puede enfermarse por enfermedades congénitas, medicamentos, virus, exceso en el consumo de alcohol, enfermedades autoinmunes, entre otras; y en muchas ocasiones, el trasplante de hígado es la única opción para aumentar la expectativa y calidad de vida de los pacientes.

En México, las enfermedades hepáticas causan 20 mil muertes al año y son la segunda causa de muerte en personas en edad productiva, entre 15 y 64 años.

Agencia Reforma

Foto. depositphotos