Argentina.- "Hoy es definitivo. Está destrozado".

Las palabras son de uno de los mejores amigos de Messi a CANCHA. Todavía en Nueva Jersey, contando cómo se siente el mejor jugador del mundo y revelando que las confesiones del 10, en la medianoche de ayer, van en serio. "Es de-fi-ni-ti-vo", remarca la misma fuente, aclarando que La "Pulga" hoy se siente fuera de la albiceleste, golpeado por las cuatro Finales perdidas, tres seguidas en los últimos dos años, Mundial y dos Copas América.

Messi no es Maradona ni Riquelme, otros símbolos del futbol argentino que han ido y venido con sus declaraciones. Leo es más creíble en ese sentido, por eso hasta sus familiares se sorprendieron con el adiós a la Selección argentina, aunque algunos creen que ya más frío puede modificar su opinión.

Hoy Leo está afuera, "no hay nada que lo pueda hacer cambiar de opinión", según le comentaron a CANCHA. Claro que nadie se anima a bajar el martillo y garantizar que, con 29 años, Messi no se volverá a poner la albiceleste, pero no será sencillo que cambie de opinión.

Desmanejos internos de la AFA, frustraciones fuertes, desgaste... Ayer, bajo la lluvia, en un lunes triste y frío, fue recibido por algunos aficionados que le mostraron su amor con banderas. Pero ni se lo vio, tampoco habló. Se refugió en su inmenso dolor, destrozado por esta situación.

Reforma

Foto: EFE