Ciudad de México.- En un año, el Senado elevó en 151.6 millones de pesos su gasto en asesores, pese a contar con el Instituto Belisario Domínguez, una entidad especializada en realizar investigaciones y estudios de agenda legislativa.

Según los informes del ejercicio del presupuesto enero-septiembre, el concepto "Remuneraciones al Personal de Carácter Transitorio" en la Cámara alta registró un aumento para asesores al pasar de 595 millones de pesos en septiembre de 2015 a 746.65 millones en el mismo mes de 2016.

No obstante, la operación del Instituto Belisario Domínguez se sostiene del presupuesto del Senado, lo que implica una duplicidad de pagos.

"El Belisario pudiera servir para ahorrar gasto en asesorías", dijo el senador Miguel Barbosa, del PRD.

Agregó que los 45 investigadores y colaboradores de ese instituto son seleccionados a través de un concurso de oposición, a diferencia de los asesores de muchos senadores, que son elegidos por designación.

El reporte de gasto del Senado detalla que, en sólo 12 meses, la Cámara alta incorporó a su nómina 546 nuevos asesores para al servicio de senadores, comisiones y órganos de gobierno.

El registro de honorarios legislativos pasó de 795 a mil 341 contrataciones.

En lo general, el Senado inyectó más de 234 millones de pesos adicionales para el pago de su nómina, incluyendo el destinado a los asesores.

Los informes del ejercicio presupuestal enero-septiembre revelan que el gasto en personal pasó de mil 848.11 millones en septiembre de 2015 a más de 2 mil 82 millones de pesos en septiembre de 2016.

En ese periodo, en "Remuneraciones al Personal de Carácter Permanente", el Senado elevó su gasto en más de 51 millones de pesos, ya que en 2015 destinó para ese rubro 306.22 millones de pesos, frente a los 357.4 de 2016.

Aunque las dietas de los senadores se mantuvieron sin incremento, sí aumentó el número de servidores públicos de mando, que pasaron de 409 a 422.

En todos los casos, los aumentos registrados por el Senado rebasan por mucho el aumento inflacionario anual en ese periodo, el cual ronda el 3 por ciento.

En contraste, de un año a otro, los Servicios Personales crecieron 12.68 por ciento.

Las remuneraciones permanentes, que incluyen a senadores, funcionarios de mando y sindicalizados, aumentaron 16.71 por ciento.

Las remuneraciones al personal de carácter transitorio, que contempla los asesores parlamentarios, administrativos y técnicos, se incrementaron 25.47 por ciento.

REFORMA/Foto: REFORMA