Londres.- Una réplica de madera de la capital británica en 1666 fue incendiada en recuerdo del Gran Incendio de Londres que destruyó la mayor parte de la ciudad amurallada hace 350 años.

Miles de personas se dieron cita la víspera a orillas del río Támesis para presenciar el incendio controlado de la réplica de madera de 120 metros de largo, que recordaba el infierno que vivió Londres durante cuatro días.

Se estima que hace tres siglos y medio 100 mil personas quedaron damnificadas, mientras las llamas arrasaron con sitios icónicos como la Catedral de San Pablo.

El incendio inició el dos de septiembre de 1666 en una panadería de Pudding Lane, en el ahora distrito financiero de City, a unos pasos del famoso London Bridge.

Los fuertes vientos del este propagaron el fuego con rapidez y el cuatro de septiembre las llamas alcanzaron la famosa Catedral de San Pablo.

Se estima que en total 13 mil casas y 87 iglesias quedaron destruidas. El siniestro fue controlado por voluntarios y bomberos cuatro días después.

Tras el incendio, la ciudad tardó 40 años en ser reconstruida bajo una nueva orden del rey que estipulaba que todas las casas deberían de construirse de ladrillo o de lo contrario serían demolidas.

El festival organizado por la fundación cultural Artichoke incluyó instalaciones de arte y representaciones para brindar al espectador una perspectiva moderna de un momento histórico que cambió el rumbo de la ciudad.

NOTIMEX/Foto: NOTIMEX