Celebrando en este 2017 su aniversario número 50 en relación a su estreno en el Cine Mariscala del Distrito Federal, la cinta Los Caifanes colocó por delante una nueva era, en relación a los temas mexicanos presentados en la pantalla; llevando como director a Juan Ibáñez, fallecido en el año 2000, sirviendo como base para ello, las aventuras del Capitán Gato (Sergio Jiménez) y su pandilla conformada por El Estilos (Óscar Chávez), El Azteca (Ernesto Gómez Cruz) y El Mazacote (Eduardo López Rojas). Girando la historia de dicho filme en una noche loca decembrina de aventuras insólitas, como el jugar a morir poco a poco en las bodegas de Gayosso, vestir a la Diana Cazadora, convivencia en el Olímpico cabaret icono de los barrios con olor a aguardiente y a mujeres de mala nota, hasta culminar con la aparición del primero y hasta el momento el único Santa Claus ebrio hasta el cepillo, personificado por el escritor Carlos Monsivais. Estableciéndose el choque entre las clases sociales, llevando el estandarte de guías la pandilla del Capitán Gato, teniendo como invitados especiales a Julissa (Paloma) y a su novio Enrique Álvarez Félix. No pudiendo faltar en el relato la propia muerte personificada por una gran actuación de la actriz Tamara Garina con todo y su limusina tan negra como la noche estacionada en el centro del Zócalo capitalino. Patios de vecindad con serpentinas regadas por el suelo, fragmentos de piñatas y villancicos regados con alcohol sin etiqueta de brandy español componen el paisaje de los Caifanes.

POR TOMÁS SETIÉN FERNÁNDEZ

Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz