Ciudad de México.- Beatriz del Carmen Bazán, viuda de José Luis Cuevas, registró el nombre del artista como marca ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial.

Según un convenio suscrito por ambos el 29 de marzo de 2012, Bazán pagó a su marido 10 mil pesos por la cesión al 100 por ciento, y sin limitación alguna, de los derechos del nombre artístico "Cuevas".

En el documento, consultado por REFORMA, el artista declara que transmite a su cónyuge los derechos.

"Por haber sido ella motivo de gran inspiración artística, amén de que en todo caso prefiere que sea precisamente la cesionaria quien utilice y lucre con su nombre artístico, durante su vida e inclusive para después de su fallecimiento, al sentir que es ella la única legitimada, moral y emocionalmente, para hacerlo", señala.

Bazán también es dueña de la firma de Cuevas, como signo distintivo de la marca.

A María José Cuevas, hija del artista fallecido el 3 julio, esta acción no le parece congruente con su padre.

"Él jamás pensaría registrarse a sí mismo como si fuera una marca: iría en contra de su ideología, principios y sensibilidad", aseguró.

Ella y sus dos hermanas, Ximena y Mariana, han denunciado que su padre fue "secuestrado" los últimos años de su vida por Bazán, su segunda esposa.

Agencia Reforma