Ciudad de México .- Walt Disney Co. anunció ayer que dejará de venderle películas a Netflix Inc. y comenzará a ofrecer programas deportivos de ESPN y películas familiares directamente a los consumidores a través de dos nuevos servicios de streaming, que inaugurará el próximo año.

El servicio de ESPN, que la compañía lanzará en 2018, contará con 10 mil eventos en vivo al año, incluyendo béisbol de las Grandes Ligas, hockey, fútbol y tenis, así como deportes universitarios.

En 2019, la compañía lanzará otro servicio en línea con películas de Disney programadas para su lanzamiento, así como nuevos shows.

Producciones como Toy Story 4 y Frozen 2 sólo estarán disponibles en esa plataforma, tras su estreno en cines. El catálogo anterior de la firma también pasará a ser exclusivo del servicio, informó The Wall Street Journal.

Disney además analiza la posibilidad de lanzar otros servicios destinados sólo a las franquicias de Star Wars y Marvel.

Horas después del anuncio, las acciones de Netflix cayeron en un 7 por ciento, detalló el diario.

El acuerdo actual que Disney tiene con Netflix para reproducir películas recién estrenadas, llegará a su fin ese año.

Con esta nueva estrategia la compañía intenta captar al público digital que está abandonando la televisión tradicional.

"Nuestros propios servicios de streaming nos darán un mayor control sobre nuestro destino en un mercado rápidamente cambiante", dijo Bob Iger, presidente ejecutivo de Disney.

Describió la decisión como una estrategia de crecimiento enteramente nueva para la empresa.

El ejecutivo explicó que sus nuevos servicios estarán basados en tecnología suministrada por la firma de transmisión de video BAMTech, y anunció que pagará mil 580 millones de dólares para comprar una participación adicional del 42 por ciento en esa compañía, en la que adquirió una porción minoritaria en 2016.

El anuncio se dio luego de que los ingresos de Disney cayeron levemente a 14 mil 240 millones de dólares en el tercer trimestre, terminado el 1 de julio, con respecto a los 14 mil 280 millones de dólares que hizo el año anterior.

Reforma