Ciudad de México .- La revista The New Yorker realizó una investigación que reveló que la obra musical de Christina Aguilera y Eminem fue utilizada por los militares estadounidenses de Guantánamo como parte de su método de tortura a los prisioneros islámicos.

El periodista y crítico de música Alex Ross escribió el artículo "When Music is Violence" (Cuando la música es violencia), difundido el lunes pasado, en el cual recopila antecedentes sobre este mecanismo de tortura implementado por la administración de George W. Bush.

El uso de música como herramienta de agresión psicológica durante la llamada guerra contra el terrorismo ya había sido revelada por la prensa estadounidense en el pasado, pero no se habían dado detalles sobre la obra de la estrella pop y del rapero.

"Al parecer se eligió a Aguilera porque las mujeres solistas podrían ofender a los detenidos islámicos", indica Ross en su artículo.

También señala que la canción "Kim", de Eminem, y "Bosies", de Drowning Pool, fueron de las más utilizadas por los militares.

En el método, Ross afirma que a los prisioneros se les revisaban los signos vitales mientras se les exponía a canciones de Aguilera o Eminem.

Reforma/Foto: Reforma