Clark Gable era aún El Rey en Hollywood 22 años después de Lo que el Viento se Llevó (1939), tanto, que en Mogambo (1952) repite el personaje que creó en Polvo Rojo en 1932 de dueño de una plantación en Kenia, con una mujer hermosa, Ava Gardner –a quien vimos el miércoles pasado en la Sala de Arte de La Capilla en Nieves del Kilimanjaro--, hasta que llega un antropólogo que al parecer ya no hace brillar los ojitos de su filtreadora esposa (Grace Kelly, quien en tres años más dejaría de ser una reina en la Meca del cine para convertirse en Princesa de Mónaco), y Gable, siempre con buen ojo para las damas, devuelve el coqueteo.

Las pasiones entre los cuatro personajes se desatan con el trasfondo metafórico de la selva africana.

Un clásico del cine que dirige un director clásico, John Ford, con seis nominaciones Oscar y cuatro estatuillas, el cineasta más premiado por la Academia por films como El Hombre Quieto, El Delator, Qué Verde era mi Valle, y Las Viñas de la ira.

De los intérpretes, las dos damas merecen nominaciones: Ava en estelar y Grace en coestelar. Su enfrentamiento es algo para contemplar y saborear.

Mogambo está en la tradición de Kilimanjaro y Reina Africana, donde las pasiones son intensas pero más interiorizadas donde el director consigue interpretaciones espectaculares, como el paisaje donde se desarrolla la acción,

Acompáñenos en otro safari de emociones íntimas con el trasfondo formidable de la indómita Kenya.

El miércoles 13 desde las 8pm. Abrimos taquilla (cooperación $20) a las 7:30pm, y ya sabe que su aporte le merece un vasito de vino delicioso, y cuanta “palomita” y chicharrón apetezca, aparte de compañía grata y algún comentario informativo (y hasta chismosillo) que puede gustarle. Además, con su boletito que debe exigir a la entrada, puede ganar más admisiones gratuitas a nuestra gustada Sala de Arte, pensada en Usted.

Talavera Serdán

Especial