El musical “La La Land” voló alto e hizo historia en la 74 edición de los Globos de Oro al convertirse en la película con el mayor número de premios obtenidos, un total de siete, todos a los que aspiraba.

Se llevó los galardones como mejor película de comedia o musical, mejor director (Damien Chazelle), mejor actor (Ryan Gosling), mejor actriz (Emma Stone), mejor guion (Chazelle), mejor canción original (“City of Stars”) y mejor banda sonora original (Justin Hurwitz).

Esos siete trofeos suponen la mejor marca conseguida en la historia de los Globos de Oro, superando los seis premios de “One Flew Over the Cuckoo’s Nest” (1975).

“Soñemos con más urgencia, vivamos fervientemente y amemos más profundamente”, proclamó Mark Platt, productor del filme, al recoger la estatuilla a la mejor película.

“Esta película es para los soñadores”, indicó Stone tras hacerse con el primer Globo de Oro.

Pero la emoción llegó, de forma inesperada, con la dedicatoria de Gosling para el hermano fallecido de su esposa, la actriz Eva Mendes.

“Mientras yo cantaba, bailaba y tocaba el piano, mi mujer criaba a nuestra hija, estaba embarazada de nuestra segunda niña e intentaba ayudar a su hermano en su batalla contra el cáncer. Amor, gracias”, dijo emocionado el canadiense.

 

II EFE