Estados Unidos sancionó a 22 mexicanos y 43 empresas por su relación con las actividades del narcotraficante Raúl Flores Hernández, entre ellos el cantante Julión Álvarez.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos impuso sanciones al narcotraficante Flores Hernández, que dirige su propia organización criminal pero tiene lazos con los carteles de Sinaloa y Jalisco, y a otras 21 personas relacionadas con él, entre ellos el futbolista del Club Atlas Rafa Márquez.

“Ambos (Julión y Rafa) han estado vinculados durante mucho tiempo con Flores Hernández, y han actuado como prestanombres para él y su organización de narcotráfico y mantenían bienes en su nombre”, indicó.

Ante dichas imputaciones, Julión Álvarez respondió mediante una transmisión en vivo en Facebook, donde asegura que se asesorará y revisará de qué se le acusa en particular.

“Me ha costado muchísimo lo poco, lo mucho que tengo me lo he ganado. Seguimos trabajando, yo me dedico a hacer música, gracias a Dios no tengo la necesidad de muchas de las cosas que me están acusando. De nada tengo necesidad.

“No puedo decir otra cosa más que a lo mejor son cuestiones de envidia, de celos. No sé si políticas, también. Puedo suponer muchísimas cosas, pero lo que le puedo decir a la gente: ustedes, mi público, saben a lo que nos dedicamos, saben lo que somos”, declaró en Facebook.

Álvarez dijo que varios amigos suyos también lo conocen bien.

“El día que me toque dar cara, saldremos a dar cara para lo que sea”, afirmó el chiapaneco.

El intérprete de “Mi mayor anhelo” también dudó de las acusaciones contra Rafa Márquez, quien al igual que él aparece en la lista.

“Rafa Márquez es un futbolista, yo creo que de los que más años tienen en el futbol. ¿Usted cree que tiene la necesidad de algo? Entonces, yo le mando un abrazo, que sí, es mi amigo, es mi compa.

“Estamos puestos para hacer equipo. Si es necesario hacer equipo, si no individualmente, cada quien tiene que defenderse, investigar y todo”, aseveró Álvarez.


EFE/Reforma