La noche de los Globos sirve de ensayo para las premiaciones-show por venir, hasta culminar con el Oscar.

Por lo regular, las figuras más populares reciben de cada diseñador mayor un pequeño muestrario, que primero selecciona el o la encargada personal de una celebridad, quien debe llevarse muy bien y conocer no sólo la talla sino su gusto personal y lo que le sienta mejor a su estilo y figura.

Meryl Streep no es exigente. De hecho, en sus primeras apariciones oscarinas, la mujer sencilla de New Jersey, esposa, y madre de 4, se hizo ella misma sus vestidos, bastante sencillos; pero una nominada al Globo, o al premio del Sindicato de Actores (SAG) y desde luego al premio de la Academia, se vuelven tan codiciadas por los diseñadores –que buscan cómo mencionar sus nombres, aunque en E!, la finada Joan Rivers en sus famosas entrevistas de Alfombra Roja, era su primera pregunta: ¿De quién vistes?.

Los joyeros como Harry Winston o Arpels & Van Peels, o zapateros como Loboutin, son nombres que se mencionan con frecuencia. (Winston suele acompañar un préstamo valuado en millones de dólares bajo la garantía de un guardaespaldas que cuide no tanto a la celebridad como a la joya.)

Ser una “asesora de imagen” o estilista, alguien conocedor de la moda y bien conectada, es ya una profesión que adquiere en Hollywood actualidad y prestigio. Algunas tienen a varios clientes célebres. Otras suelen trabajar sólo para personalidades exclusivas, como las estilistas de revistas como Vanity Fair o Vogue, que eligen para sus invitados y llegan a la entrevista con un fotógrafo cotizado, como Mario Testino, que trabaja mucho para Anna Wintour (el personaje que interpreta Meryl en El Diablo a la Moda).

Por cierto, la diseñadora de vestuario de esta película, Patricia Field, empezó eligiendo vestuario para Sarah Jessica Parker y cuatas de “Sex and the city”, e incluso diseñó el que se usa en aqul film (mereciendo una nominación Oscar.)

A estas alturas, con Oscar a la vuelta de febrero (26), las máquinas de coser y la maquinaria promocional Operación Vestuario de Diva, ya empezó a correr. Lo de la noche del domingo fue una primera prueba.


II Talavera Serdán

Especial