II Reforma


El productor teatral Omar Suárez confía en que, a pesar de la corrupción en México, aún hay autoridades dispuestas a realizar su trabajo con honestidad.

En octubre de 2015 dio inicio un proceso legal por el que Suárez fue acusado de fraude procesal, lo cual lo llevó a permanecer 106 días en la cárcel, en espera del seguimiento de su caso.

Sin embargo, Julia Ortiz Leandro, jueza que estuvo a cargo del proceso, fue destituida de su cargo al frente del Juzgado 30 Penal (Reclusorio Sur) en marzo pasado, por distintas irregularidades profesionales. Y este viernes, Ortiz Leandro ingresó al reclusorio femenil de Santa Martha Acatitla mientras se le investiga por la no impartición de justicia en el caso de Suárez.

“Estamos integrando los cargos de extorsión y amenazas para que también se le consignen. Por ahora, es la no impartición de justicia conforme a la ley. Se presume que una autoridad de este tipo conoce plenamente la Constitución.

“En mi caso, desde el primer día se violaron todos mis derechos constitucionales: no tuve citatorio, no aceptaron mis pruebas en el término constitucional para mi defensa, no las leyó... En la averiguación se puede corroborar que la señora hizo caso omiso de la información y aun así dictó auto de formal prisión en mi contra”, declaró Suárez ayer, en entrevista telefónica.

Comentó que el delito por el que se le acusó ya había sido juzgado y resuelto a su favor en 2014. En México se prohíbe volver a someter a proceso un delito ya juzgado, por lo cual Ortiz habría incurrido en una irregularidad al permitirlo.

Suárez, quien ha montado obras como Divorciémonos, Mi Amor y Al Otro Lado de la Cama, afirma haber recibido amenazas y acciones intimidatorias por parte de la ex jueza y dice tener registros de varias de ellas, en las que incluso intentó extorsionarlo.

“Había patrullas que llegaban a mi domicilio sin ningún fin, enviadas por ella. Se quedaban ahí por días y si las enfrentaba decían ‘no, nada, venimos de parte de la señora Julia Ortiz. Estamos aquí nada más’. (Eran) Como pequeñas advertencias”, relató.

Según el productor, Ortiz Leandro tiene la posibilidad de salir bajo fianza para enfrentar su juicio en libertad. Sin embargo, Suárez y sus abogados tratan de impedirlo, puesto que se encuentran en el proceso de acreditar nuevos delitos en su contra.

“Esto no lo hago por ego ni por orgullo personal, lo hago porque viví una circunstancia en la que vi a mucha gente inocente sin posibilidades económicas para poder resolverlo”, concluyó.