Connecticut, EU.- Cuando parecía que nada peor podría pasarle a la manada de La Era de Hielo liderada por el mamut Manny, el dientes de sable Diego y el perezoso Sid, la ardilla Scrat volverá a jugarles una mala pasada cuando desate el caos en la quinta entrega de la saga, Choque de Mundos.

En su afán por proteger su amada bellota, Scrat cae en una nave que propulsa al maniático roedor hacia el espacio exterior, y sus descuidos provocan una serie de eventos desafortunados.

Esto, además de dar forma al Sistema Solar (pisoteando la Teoría del Big Bang y toda cuestión científica), ocasiona que un asteroide se aproxime a la Tierra y ponga en peligro al planeta, ante la inminente colisión.

"En esta película vamos a llevar a Scrat al espacio exterior en el ovni que vimos en la primera película. Suena loco, pero es una idea que se vuelve creíble en el contexto de la película.

"Y este elemento nuevo transforma el look, el color y el estilo de animación de la película", contó Mike Thurmeier, codirector del filme.

Las licencias creativas, como una ardilla transformando el universo a bordo de un ovni o un grupo de animales buscando refugio ante una amenaza que viene del espacio, han sido una constante en las películas de La Era del Hielo y le han permitido generar situaciones disparatadas, pero divertidas, las cuales delimitan el tono de la saga.

"Cuando hicimos la primera película vino alguien de un museo para hablarnos sobre la Edad de Hielo.

"Nos dijo: 'los dinosaurios no coexistieron con los mamíferos nunca, y todo el mundo los pone juntos. ¡Por favor, no pongan un dinosaurio en su película!", recordó Lori Forte, la productora.

Por eso apareció un dinosaurio congelado en esa entrega y los revivieron y convirtieron en antagonistas en la tercera parte de la saga.

Ante el inminente peligro, Manny, Diego, Sid y compañía tendrán que superar distintos obstáculos y aceptar cómo ha pasado el tiempo y han cambiado sus vidas, mientras buscan refugio en un sitio llamado Geotopía.

Al mismo tiempo, la saga evoluciona ante el principio del fin de la Edad de Hielo y, por ello, nuevos elementos como el espacio, el asteroide, los meteoritos, la electricidad y la presencia de peculiares animales como los "dinoaves" o una llama cornuda que practica yoga, le darán un tono distinto a esta quinta entrega.

"Muchas de estas ideas provienen de Lori, quien nos envió algunos artículos científicos acerca de tormentas eléctricas, por ejemplo, y nos preguntó si podíamos incorporar eso en la película", contó el codirector Galen T. Chu.

Además, aspectos de la cultura popular permearon en la historia de la cinta como puede apreciarse en la secuencia en la que Scrat se encuentra en el espacio exterior y que parece un guiño a la cinta Gravedad, del mexicano Alfonso Cuarón.

Otro ejemplo es que uno de los nuevos personajes está basado en el famoso astrofísico estadounidense Neil deGrasse Tyson, quien además le da voz en la versión en inglés de la cinta.

ASÍ LO DIJO

"Siempre decimos, en cada película, que ésta va a ser la última, pero si al público le gusta y quieren ver más, podría haber más".

Lori Forte,

productora

REFORMA/Foto: REFORMA