Ciudad de México.- ¿Puede un atentado tener un efecto positivo? En opinión de Cynthia Nixon, sí.

Al menos eso es lo que ocurrió con Ronald Reagan, luego de que el 30 de marzo de 1981, un hombre le disparara al flamante Presidente de Estados Unidos, quien no gozaba de buena fama y a menudo era cuestionado por su pasado como actor.

Y eso es parte de lo que explora la película ¿Quién Mató a Reagan? (Killing Reagan), que Nat Geo estrena este domingo, a las 20:00 horas.

"Me llamó mucho la atención que un periodista lo cuestionó por eso y él contestó: 'Sinceramente no sé cómo alguien puede dedicarse a ser político sin haber estudiado actuación'. Y es una respuesta muy interesante.

"Porque sí es cierto que tienen cosas en común: tienes que decir discursos que tú no escribiste, pero tienen que sonar convincentes; tienes que caerle bien a la gente, los tienes que inspirar y tienen que creerte", destaca Nixon, quien da vida a Nancy Reagan.

En la película, se observa cómo después del atentado, la Primera Dama se interesa en la astrología con el objetivo de tener cierto control en su futuro.

"Cuando empezó la presidencia, ninguno de los dos era muy popular, y tenían que trabajar mucho en su imagen. Habían sido muy atacados, y de pronto viene este intento de asesinato.

"Ella se vuelve muy obsesiva en cuidar a su esposo, por lo que confía muy poco en la gente. Lo bueno es que Ronald pudo ser 'el amable' de la pareja, y eso fue positivo para la imagen de él", reflexiona la actriz.

Tim Matheson fue el encargado de dar vida al Presidente Reagan, uno de los más conocidos a nivel mundial, por lo que su reto fue proponer una interpretación más humana.

"Comencé de adentro hacia afuera, y fue así como traté de construirlo, quería sonar, moverme y verme como él lo más que pudiera.

"Era un hombre bastante suave, no se atrevía a despedir a la gente, era muy leal y no le gustaban las confrontaciones. Nunca nadie había intentado profundizar en su vida; incluso sus hijos consideran que hubo una parte de su padre que no conocieron", destaca el actor.

Tras un largo proceso de audición, el actor de teatro Kyle S. More fue seleccionado para interpretar a John Hinckley Jr, el esquizofrénico que disparó al Presidente Reagan con tal de llamar la atención de la actriz Jodie Foster.

"Me gusta mucho investigar a fondo al personaje, en este caso, sus padres escribieron un libro y revisé el análisis psiquiátrico que le hicieron y las pruebas psicológicas. Estaba diagnosticado con cinco personalidades", cuenta el histrión.

"No hay muchos videos de él, pero sí de personas esquizofrénicas, así que estudié mucho el caso y cómo reaccionan estos pacientes".

More también destaca cierto paralelismo entre Reagan y Donald Trump, quien hoy asume la presidencia de Estados Unidos.

"Lo que me llama mucho la atención es que Trump tiene el mismo slogan que Reagan: 'Hacer a América grande otra vez'.

"Los dos son externos al ambiente político y no eran queridos; así que será interesante ver cómo la gente va a percibir esta película en estos tiempos".

Con información de Fidel Orantes

ASÍ LO DIJERON

"(Reagan) Nunca tuvo esa actitud de emperador en la gran oficina, en la que él estaba de un lado del escritorio y los demás frente a él. Fue un hombre muy humilde y agradecido".

Tim Matheson, actor.

"(Nancy) se pensaba como un icono de moda y mucha gente también la percibía así. Pero sobre todo era un símbolo de esposa devota. Su vida giraba en torno a Ronald".

Cynthia Nixon, actriz.

Reforma