La popularidad que tuvo Kike Jiménez al salir del reality musical de Televisa, La Voz...México, le hizo perder piso, afirma el tapatío, aunque luego de dos o tres azotones, volvió al equilibrio.

Salir del catálogo de artistas de la multinacional Universal, decisión que tomó por su propio pie y enfrentarse nuevamente a la industria sin ningún respaldo, fue uno de las primeras sacudidas que tuvo el intérprete.

Pero el golpe más duro fue cuando el roquero experimentó de cerca que ni siquiera los artistas consolidados como su ex coach, Laura Pausini, tienen asegurado siempre el éxito.

"Al salir del programa, como que fue demasiada proyección en poco tiempo y un poco sí perdí el piso por demasiado todo: demasiado trabajo, demasiadas morras, demasiados amigos que no existían", platicó el cantante.

"Me salí de Universal porque no me sentí libre para trabajar, pero fue como un balde de agua fría porque me sentí sin protección nuevamente. Luego viví de cerca y reflexioné lo que pasaba con Laura Pausini. En el 2014 atascó los conciertos porque estaba presente en la tele, pero el año pasado no fue lo mismo".

Afortunadamente el roquero, quien ayer se presentó en Leyendas del Rock Video Bar con su show acústico, ya se encuentra en una nueva etapa de vida, a la que le llama: "aterrizaje" y todo los proyectos en los que está encaminado encajan perfecto con ello.

Desde su más reciente sencillo "Te Esperaba", escrita por él mismo tapatío, hasta su participación en el musical "Rent", en el papel protagónico de Roger Davis, personaje con el que se identifica debido a que lucha por alcanzar sus ideales.

Este último proyecto es su debut dentro de la actuación y para poder interpretar éste papel, el tapatío tuvo que bajar al menos siete kilos.

El musical se estrenó hace dos fines en CDMX.

"La canción que se lanzó hace unos días encaja muy bien con lo que estoy viviendo ahorita. Se iba a lanzar otro tema así como más de fiesta y eso, pero no me latió porque no me identifico ahorita con ese y con lo que estoy haciendo en 'Rent', que es un mensaje de amor y calma, también va con la etapa por la que estoy pasando. Estoy tranquilo y estable en este momento", enfatiza.

"Estoy trabajando otra vez de manera independiente. Elegí los amigos con los que quiero estar, a mi equipo de trabajo y me siento aterrizado".

Kike Jiménez, originario de Guadalajara, fue uno de los finalistas en la cuarta edición del reality "La Voz... México".

II AGENCIAS