Acultzingo.- Por cerca de 12 años la planta de tratamiento de aguas residuales ubicada en la localidad de Tecamalucan no ha funcionado, con esto sus más de 10 mil habitantes contribuyen a la contaminación de ríos y manantiales que desembocan en el río Blanco, avanzando la contaminación hasta el mar.

Una de las prioridades del actual alcalde René Medel Carrera, es la de llevar agua potable a las comunidades que sufren por el desabasto del vital líquido, además, hará las gestiones necesarias para reactivar la planta de tratamiento de aguas residuales que se ubica en la comunidad de Tecamalucan, pues el drenaje se encuentra a cielo abierto, contaminando los cultivos y los mantos freáticos.

“Me está preocupando mucho el tema de la reactivación de la planta de tratamiento de aguas residuales porque tiene más de doce años que dejó de funcionar, lo cual ha provocado que muchos manantiales, arroyos y hasta el río Blanco se están viendo muy contaminados y por ende las especies marinas que allí habitan están muriendo”.

“Precisamente aquí en el municipio que hoy gobierno es en donde nace el río Blanco, y si desde su nacimiento va contaminado no me imagino como estará al llegar a su desembocadura en el mar, pero no permitiré que eso siga sucediendo porque además de afectar a las especies que viven en sus aguas nos afecta también a nosotros”, concluyó.



Yamilet Gámez

El Mundo de Orizaba