Zongolica.- Comunidad cristiana trabaja para llevar esperanza a familias de la Sierra, y para ello, ha llegado un grupo de personas provenientes de Washington, Estados Unidos, para hacer entrega de despensas y actividades recreativas con los más pequeños.

“Nuestro propósito es llegar a más personas para que puedan obtener un cambio en su interior, no profesamos ninguna religión, nuestro interés tampoco es económico de recibir algo a cambio de los pueblos, simplemente es aportar conocimiento y fe”, reconoció David Cocotle Tzoyontle quien radica en Mixtla de Altamirano.

Quien aúno que las cosas desagradables que están sucediendo actualmente en las familias se debe a la falta de valores y poco a poco van perdiendo el interés de formar hogares, es necesario tomar acciones para que la gente recupere la fe e inculque valores a sus hijos.

Mismo, quien arribó con un grupo de personas provenientes del estado de Washington, Estados Unidos, con quienes recorrerán algunas comunidades marginadas como Zacatilica, Zacaloma, Atlahuitzia situados en el municipio de Mixtla de Altamirano.

Aunó que para empezar fomentando la unión familiar y el desarrollo de los pueblos, trabajan con caravanas médicas, con programas para la diversión sana para los niños, entre otros que estarán implementando durante una semana en la Sierra de Zongolica.

Y no solo realizarán estas acciones en este lugar, pues también se trabajarña c0n las familias de Juchitán en el estado de Oaxaca que se vieron afectadas por los pasados sismos del mes de septiembre.

Por su parte, Natividad Quintanilla, hermano “Tivo”,como lo llaman de cariño, quien radica desde hace más de 30 años en Estados Unidos, pero es originario de El Salvador, señaló que su objetivo es predicar y ayudar a las comunidades en donde las necesidades son primordiales.

“Nuestro interés es ir cambiando la mentalidad del mundo, empezando por nosotros mismos, a través de la fe; queremos trabajar fuertemente para que la comunidad sepa que existe alguien que está interesado en ellos, y es Jesucristo”, manifestaron.

Por está razón seguirán trabajando y llevando el mensaje de fe y esperanza a la población de zonas vulnerables.



Lucy Rivas A.

El Mundo de Orizaba