Ciudad Mendoza.- La construcción de lo que será la nueva sede de la Facultad de Ingeniería Mecánica Electrónica de la Universidad Veracruzana (FIME) tiene ya un avance del 90 por ciento dentro del complejo educativo USBI Ixtaczoquitlán y se espera que para 2018 puedan estar los alumnos en su nuevo inmueble.

Martín Augusto Pérez, director de la FIME, comentó que el cambio de sede es un hecho debido a que los edificios ya están prácticamente habilitados para poder ser utilizados por los estudiantes, mismos que demandan mejores y amplios espacios educativos.

Dijo que aún no tienen una fecha definida para que se realice la mudanza, “la fecha oficial la tiene que dar la rectora, pero si ya están al 90 por ciento, nos han comentado que ese 10 por ciento que está por terminarse sería en lo que resta de este año”.

Señaló que podría ser en los meses de febrero o agosto cuando ya ocupen la nueva sede del campus Ixtaczoquitlán del 2018, “una vez que salga la FIME de este inmueble en Ciudad Mendoza, desconozco cuál sea el fin que se le dé al inmueble”, dijo el director.

Recordó que el actual edificio que ocupa la FIME en Ciudad Mendoza está en comodato con el sindicato de Civsa al igual que el antiguo edificio que ocupa la Facultad de Medicina y mientras la Universidad Veracruzana los utilice para carreras profesionales podrá seguir haciendo uso de ellos.

Comentó que actualmente la FIME alberga a cerca de 650 estudiantes, más de 130 por cada carrera entre mecánica, eléctrica, mecatrónica, ingeniería industrial e ingeniería civil, sin embargo, pretenden que con el cambio de sede, al tener más espacio, la matrícula incremente.

Otra de las metas que se busca cumplir con el cambio de sede es tener una mejor infraestructura para así poder cumplir al 100 por ciento con las demandas para alcanzar los indicadores de los Comités de Acreditación de la Calidad de la Enseñanza de la Ingeniería (Cacei).




Yamilet Gámez

El Mundo de Orizaba