Río Blanco.- Este municipio por contar en su mayoría con población de la tercera edad, la parroquia Sagrado Corazón de Jesús celebra alrededor de 180 misas fúnebres al año aproximadamente, lo que equivale uno cada dos días, más las misas especiales por los enfermos, reconoció el vicario general de la Diócesis de Orizaba y párroco de la iglesia Sagrado Corazón de Jesús, Alejandro Cruz Márquez.

Y es que debido a que la mayor parte de la población es adulta mayor, señaló que tan solo a las misas especiales para los enfermos llegan a acudir entre 150 a 200 personas, detalló.

“Quiero pensar que tiene que ver con la llegada de cientos de personas que llegaron a trabajar a la fábrica y se quedó, ahora son jubilados, pensionados y algunos ya murieron pero otros aún siguen con vida, pero por su edad ya están enfermos”, aunó.

Entre las enfermedades más comunes son las derivadas a las crónicodegenerativas como la diabetes en donde pierden alguna extremidad, ceguera, hipertensión, entre otras que deteriora al ser humano rápidamente.

La longevidad de estas personas es de más de 90 años, toda vez que han celebrado funerales de personas de más de 100 años; por lo que no descarta que Río Blanco sea un municipio con un gran número de gente mayor.

Por ello, entre los servicios que más solicitan en la iglesia Sagrado Corazón de Jesús es visitar enfermos y moribundos.

A comparación de otras parroquias es alto el índice de enfermos y sepelios los que se celebran y los que se celebran en otras parroquias de este mismo municipio, toda vez que los cortejos fúnebres que constantemente pasan por el centro es por que el panteón municipal se encuentra en esta zona.

La jurisdicción de la parroquia Sagrado Corazón de Jesús llega a la altura del puente de San Nicolás y de ahí en adelante es de la parroquia Sagrado Corazón de María de Vicente Guerrero, pero todos llegan al camposanto.


LUCY RIVAS A.

EL MUNDO DE ORIZABA