Nogales.- El tramo carretero de la avenida Rafael Tapia, entronque de la autopista que comunica y marca límites entre los municipios de Nogales y Mendoza se encuentra en deplorables condiciones; parece un “campo minado” por tantos hoyos que tiene. La carpeta asfáltica está “craterizada”, propiciando que se convierta en un grave riesgo. Automovilistas, que omitieron su nombre, advirtieron del riesgo que genera la existencia de esos cráteres, por lo que pidieron a la autoridad correspondientes, Capufe o los municipios atiendan y bacheen este tramo carretero que considerado una importante vía de comunicación. “Esta carretera nos lleva y nos saca de la autopista, pero está ‘craterizada’ parece un campo minado, de verdad es de mucho riesgo porque como automovilistas buscamos esquivar los hoyos y andamos zigzagueando porque además, no queremos dañar nuestros vehículos”, revela Esteban, usuario. Además indica que en esta arteria, se transita a alta velocidad, por lo que al no esquivar adecuadamente los hoyancos, pueden volcarse. Y es que al ser ya entrada a la autopista, por naturaleza de la carretera, no puedes transitar lento. Otro usuario, dijo que cada día, o aparece un hoyo nuevo o el que está se hace más grande, el riesgo es mayor cuando llueve porque los hoyos se llenan de agua y no sabes a dónde vas a caer. Explicó que él tuvo averías a su camioneta que es de trabajo por caer en un hoyanco, ninguna autoridad respondió por ello.

Jéssica Ignot

El Mundo de Orizaba