Región.- Simplemente transitar por la ciudad, puede convertirse en una verdadera carrera de obstáculos por el mal estado en el que se encuentran la mayoría de las calles y la Juárez, y representa un fuerte dolor de cabeza y de bolsillos para los taxistas que temen dañar sus vehículos; quienes exigen más obras de repavimentación y de mejor calidad.

Eufracio González Alonso, secretario general de Taxis de las Altas Montañas de Orizaba, hace el llamado al presidente municipal Antonio Bonilla y al delegado de Tránsito y Transporte Público para que se ponga un poquito más de interés al tema de los baches en el municipio, que con las lluvias se agudiza el problema.

“Nogales es una ciudad olvidada por la autoridades que siempre hemos tenido, hemos puesto y seguimos poniendo, y las calles están totalmente destrozadas, hay unos baches tremendos que han desencadenado accidentes fatales”, recalcó.

Por lo que buscarán el acercamiento con el ayuntamiento y personal de Transporte Público (como testigo) para gestionar recursos para la repavimentación de calles como 16 de septiembre en donde pavimentaron una calle y está olvidada y llena de baches, 14 de abril y colonias del centro.

La avenida Juárez es una vergüenza, sobre todo baches como los ubicados a la altura de una centro comercial, enfrente del palacio municipal (sitio de taxis) y que decir de la segunda parte de Nogales, pasando ciudad Mendoza, que no hay ni como esquivarlos.

Destacó que en todos lados se pueden encontrar hundimientos, reparaciones mal realizadas, arreglos que duraron poco, tapas de drenajes levantadas, entre otras situaciones que limitan el libre tránsito vehicular.

Reconoció que los que más sufren las penurias de conducir entre pozos y cráteres son los taxistas, quienes reconocieron tener que pasarse esquivando los baches de un lugar a otro lo que podría desencadenar un accidente vial. ”Son una vergüenza las calles de Nogales“.



LUCY RIVAS A.

EL MUNDO DE ORIZABA