II Jesé Isaí Cortés R.

El Mundo de Orizaba


Ciudad Mendoza.- Los 36 alumnos de la tercera generación de Centro de Asistencia Infantil Comunitaria Teresa de Calcuta y Esperanzita Aduna de la Vega egresaron de estas instituciones sabiendo leer, transcribir algunas palabras e identificar colores, lo que genera un avance de mas del 60 por ciento en el primer grado de educación primaria.

“Esta generación es la que nos tocó un poco más completa, la agarramos a la mitad de primero hasta tercero, llevamos tres generaciones, fueron 26 de jardín Teresa de Calcuta y 10 de Esperanzita, los niños salen leyendo, saben escribir, sumar y restar, saben algunas cosas de inglés y computación, partes de cuerpo y colores en los dos idiomas”, indicó el DIF municipal.

La presidenta del DIF municipal, Liliane Huerta, dijo que llevan una educación particular gratuita y pública sin costos excesivos, lo cual aclaró que rompe el paradigma de que por ser de fácil acceso es de mala calidad y deficiente.

Agregó que los padres no pagan una inscripción ni mucho menos dinero extra por los talleres de informática e inglés, además de que no existen cuotas de recuperación absorbiéndolo todo el DIF municipal de Mendoza.

“Lo que quisimos es hacer que los niños con escasos recursos tuvieran la misma educación y que tengan el acceso a lo mismo que tiene una escuela particular, sabemos que las particulares tienen educación física, manualidades, computación e inglés con la premisa de que salen leyendo, yo estoy de acuerdo con ese tipo de educación y por eso la ofrecemos”, abundó.

Recalcó que el CAIC está al nivel de algunas instituciones particulares, incluso aseveró que de otras con costo están muy por arriba de manera pedagógica y en avances palpables, lo cual se puede constatar haciendo una prueba lectoescritora, de aritmética e inglés.

Ayer fue la entrega de papeles para los pequeños que egresaron del CAIC, en el auditorio municipal.

“Los niños llevan una gran ventaja a comparación de algunos otros niños, los maestros que les toquen los egresados del CAIC se darán cuenta que les será mas fácil lidiar con ellos, porque ya van con muchas herramientas”, concluyó.