Región.- De más de 3 mil 500 taxis que existen en la región centro, solo el 1 por ciento de los concesionarios tienen la facilidad de pagar más de 2 mil pesos que les está cobrando Gobierno del Estado por el Programa de Renovación Vehicular; el resto ven difícil juntar dicha cantidad, pues su labor está devaluada y consideran es una medida solamente de ingresar dinero, sin que exista beneficio alguno.

La cuota es de 2, 075 pesos, algunos están pagando y otros están inconformes por que dicen que es mucho dinero, “a Gobierno estatal no le interesa si hay o no trabajo, ellos dicen hay que pagar y se acabó”, dijo Eufracio González Alonso, secretario general de Taxistas de las Altas Montañas.

La fecha límite es agosto, y después llegarán las multas por no cumplir. Dijo que algunos no podrán hacerlo y si lo hacen será con dificultades por que la economía se torna difícil por la competencia y exceso de concesiones de taxis y el dinero que se gana es poco.

Tienen la intención de conformar una coalición regional de taxistas para tener el acercamiento con Gobierno del Estado y puedan modificar ese pago.

Acusó que el Gobierno de Duarte dio más de 100 mil concesiones, por ello la actual administración estatal quiere cobrar a todos porque es un gran ingreso económico para las arcas estatales.

Los pagos se están realizando en Córdoba y existe el rumor de que llegará un módulo a Orizaba, lo que facilitaría más el pago y ahorro de tiempo.


LUCY RIVAS A.

EL MUNDO DE ORIZABA