Zongolica.- Se queda sin espacio el panteón municipal, la única opción por la que están optando es reutilizar los lugares de difuntos por años no han sido visitados y que sus tumbas lucen en el abandono, por lo que es urgente adquirir un nuevo predio, señaló Nicanor Cano Arrillaga, Regidor Cuarto. “Estamos preocupados por que ya no hay lugar en el panteón, las próximas generaciones no van a tener lugar para sepultar a sus difuntos y no conseguimos terreno, es demasiada gente ya se amontonó, ya los pasillos se están agarrando”, reconoció. Cada vez que fallece una persona, se debe acudir para ver en donde se va a enterrar a la persona y evitar que se tapen los pocos espacios de paso que quedan libres. Están optando por desenterrar difuntos que por años han estado olvidados, y tienen que sepultar otro encina, “la necesidad por espacio nos obliga a sepultar encima, es preocupante y nos arriesgamos a que la familia se moleste, pero no visitan a sus difuntos”. Por lo que invitan a las familias a que visiten la tumba de sus difuntos, toda vez que estar en abandono, este se exhumará y se colocará otro difundo, para que ambos compartan el mismo espacio. El número de pobladores que habitan en la cabecera municipal es grande, y el panteón municipal solo tiene una extensión de una hectárea, la cual no es suficiente para los más de 5 mil difuntos que están sepultados. De la misma manera, invitan a verificar el espacio que ocupan sus sepulcros, toda vez familiares de difuntos adjuntos construyen monumentos y roban espacio a los que tiene junto, provocando que se pierda o quede reducido el espacio. No hay permisos para que aparten terrenos por que no hay, si bien va, algunos espacios que son áreas de basurero, son los que se están limpiando para poder utilizarlos para sepultar.

Lucy Rivas A.

El Mundo de Orizaba