Las lluvias fuertes con actividad eléctrica y granizo podrían estar dándose durante el resto de la semana, alertó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), dependiente de la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

Y es que se prevé que un nuevo sistema frontal (el número 41) ingrese en el norte de México en el transcurso de este viernes y se localice el sábado en el norte y noreste del país, y el domingo sobre el suroeste del Golfo de México, donde se combinará con una línea seca y con canales de baja presión.

De acuerdo a los pronósticos, esto provocará un potencial de tormentas fuertes a intensas en el oriente y sureste del territorio, además de la Península de Yucatán, así como rachas de viento superiores a 50 kilómetros por hora en el norte y noreste de la República.

La masa de aire frío que le dará impulso al frente, favorecerá un refrescamiento de las temperaturas en entidades del norte, noreste, oriente y centro del país, entre el sábado y domingo, así como evento de “Norte” con rachas superiores a 60 kilómetros por hora en las costas de Tamaulipas y Veracruz.

En las zonas de tormentas pueden estar generándose también relámpagos, fuertes ráfagas de viento y probable formación de torbellinos o tornados, además de trombas en cuerpos de agua de las entidades como Baja California, Baja California Sur, Sonora, Sinaloa, Nayarit, Michoacán, Guerrero, Oaxaca, Chiapas, Veracruz, Tabasco, Campeche y Yucatán.

No obstante, el SMN pronostica que pueden presentarse temperaturas máximas superiores a los 40 grados en Baja California Sur, Sonora, Sinaloa, Nayarit, Michoacán, Guerrero, Oaxaca, Chiapas, Veracruz, Tabasco, Campeche y Yucatán.

En su caso, la Secretaría de Protección Civi alerta que pueden presentarse tormentas (actividad eléctrica, caída de granizo y ráfagas de viento) y chubascos en las cuencas de los ríos Nautla, Misantla, Actopan, La Antigua, Jamapa-Cotaxtla y Papaloapan.

Al igual que en las regiones de Perote-Martínez de la Torre-Misantla, Chiconquiaco-Naolinco-Xalapa, Tlacolulan-Banderilla, Coatepec-Huatusco-Córdoba y Orizaba-Zongolica.

Recomendó seguir extremando las precauciones por la probabilidad de inundaciones urbanas, deslaves y derrumbes, así como crecida de ríos y arroyos de respuesta rápida.


Jacqueline Aviléz

El Mundo de Orizaba