Ciudad Mendoza.- Sin solución, la saturación en calles en el primer cuadro del municipio debido a la gran cantidad de taxis y de autobuses del transporte público, lo que provoca que se hayan reducido los espacios para estacionarse, y la ciudad continúe saturada, aunado a que tránsito quita espacios y no da opciones a los particulares que arriban a comprar.

En diversas ocasiones tránsito del Estado en Ciudad Mendoza y la autoridades municipales han buscado un proyecto de reordenamiento vial, pero las calles son angostas, no hay avenidas alternas para circular ni para estacionarse.

Son al menos 10 calles desde la entrada de Ciudad Mendoza en las que se tarda un automovilista de 10 a 20 minutos para cruzarlas, y sobre todo los días martes, sábado y domingo que son de mercado.

Transitar el coche se vuelve un martirio para los automovilistas, toda vez que desde la Escuela Esfuerzo Obrero donde hay sitio de autobuses urbanos hasta una cuadra después de la Facultad de Medicina, la circulación es a vuelta de rueda.

Y si a estos días se les aumenta el cierre de la circulación por alguna manifestación, evento cultural o demás que se esté desarrollando en alguna de las arterias principales y se tienen que cerrar, complica la circulación.

Otro de los puntos complicados es en la parada de autobuses con dirección a Orizaba, que con el aumento en el número de camiones hacen sitio para subir pasaje y algunos hasta se estacionan bloqueando el carril de junto no permitiendo el paso a los automovilistas.

Reducen sitios de

estacionamiento

Son las calles Melchor Ocampo y Francisco I. Madero (a los costados del Palacio municipal), siendo esta en donde los espacios marcados son ocupados por una empresa dedicada al expendio de pollo, otros para las unidades de la Fiscalía Especializada en Mendoza, y de trabajadores del ayuntamiento.

Además, hace unas semanas se les permitió a taxistas ocupar como sitio nuevo, pues ahora si no hay espacio en los cajones marcados se les observa estacionarse en doble fila, en donde al menos hay unas 10 unidades.

Y en la avenida Juárez (atrás del palacio municipal) los espacios son destinados para vehículos oficiales como protección civil, brigada forestal y demás dependencias cercanas, lo que imposibilita a los visitantes encontrar un espacio.

Una cuadra más adelante en la misma avenida entre las calles Francisco y Madero y Belisario Dominguez se encuentran siempre saturada de particulares que tienen negocios o que habitan cerca.

Por ende, las calles y avenidas lucen saturadas con vehículos hasta en doble fila, si no es por comerciantes es por taxistas.

Operativo Grúa

no funciona

La Delegación de Tránsito ha suprimido áreas para el estacionamiento de vehículos, en un principio frente al palacio de Ciudad Mendoza, y en últimas semanas atrás del parque Hidalgo en la avenida José Maria Morelos, en donde luce la señalización de “No Estacionarse”.

Misma que no es respetada ni por los mismos comerciantes que apartan su lugar con diablitos de carga, y vehículos de los consumidores que arriban a adquirir sus productos cerca.

Ante ello, las grúas hacen su agosto, toda vez que arriban a retirar vehículos constantemente por que no hay opción para estacionarse.

Retrasan ayuda

Debido al intenso tráfico que hay en el centro de la ciudadd, las unidades de emergencia como Cruz Roja, Bomberos Metropolitanos, que buscan trasladarse al norte la ciudad de Nogales o municipios como Acultzingo para atender alguna emergencia deben pasar rápidamente, pese a llevar la sirena abierta y anunciar que es una emergencia los automóviles no pueden avanzar ni darles el paso, por que no pueden moverse a ningún lado.

Agentes de Tránsito

no se dan abasto

Pese a que existen elementos de tránsito en el centro de la ciudad sobre la avenida Hidalgo en donde su función es agilizar la vialidad, está en horas pico se hace complicada su labor, entre tener que darle paso al peatón que cruza con sus artículos y a las unidades vehiculares que están desesperadas por terminar de pasar el centro de Ciudad Mendoza.

De la Redacción

Foto: En la calle La Raya, en la terminal del ADO, dos cuadras adelante se encuentra el sitio de la calle 16 de Septiembre: es el que está más cerca del centro de salud y mercado.