Maltrata.- Este municipio destaca porque migrar a sido la mejor opción para sus habitantes y tener una mejor economía, sin embargo, las políticas migratorias, las dificultades económicas en el vecino país y otros motivos, han obligado a las familias ha volver, muestra de ello es que el Colegio de Bachilleres del Estado de Veracruz (Cobaev) plantel 57 sigue recibiendo a jóvenes que buscan continuar su educación luego de permanecer en el extranjero, recibiendo de forma anual esta institución a más de cinco jóvenes que regresan de EU.

Aída Rosas Calleja, responsable académica del Cobaev plantel 57 de Maltrata, mencionó que aunque en otros años habían experimentado el hecho de que los alumnos dejaban sus estudios para migrar al vecino país del norte, hoy en día esta situación es contraria, esto porque cada año reciben entre tres y cinco jóvenes que estuvieron radicando en el extranjero y ahora en su lugar de origen buscan continuar con sus estudios.

“Los hijos de las familias que regresan hablan los dos idiomas, esto nos ha beneficiado cuando tenemos concursos, porque a estos chicos se les da la oportunidad de participar y han ganado, obtienen becas y demás”, agregó.

Destacó que al inicio es difícil la integración de los jóvenes al grupo por los modismos y cuestiones en cuanto al lenguaje, no obstante, se les brinda la atención necesaria para que logren en un tiempo aceptable dominar el castellano.

Comentó que Cobaev cuenta con un programa denominado Desarrollo Integral del Estudiante en el cual se busca ayudar al alumno para que el proceso de adaptación sea mejor, “Se le va motivando al alumno porque si es un cambio muy importante por ser un cambio cultural, de estructura y de todo, ellos sienten que no están en el lugar correcto, se les ayuda para que conozcan sus raíces y tengan un amor por México”.

Hasta la fecha sólo han tenido un caso de un joven que después de regresar de Estados Unidos a Maltrata, retorno nuevamente para continuar sus estudios superiores en el extranjero de los más de 20 jóvenes que en los ocho años que lleva funcionando Cobaev Maltrata han regresado del vecino país del norte.


Yamilet Gámez

El Mundo de Orizaba