Yamilet Gámez

El Mundo de Orizaba  

 

Desde hace más de un mes que se realizaron trabajos en la red de agua potable en la colonia Modelo en inmediaciones de la calle 5 de Mayo, y desde ese entonces los montículos de escombros y los hoyos que se realizaron para quitar el tapón que impedía la fluidez del vital líquido, permanecen abiertos, representando un peligro para las personas y los conductores que por ahí circulan, ya que se encuentran en puntos clave, dificultando las maniobras de los conductores.

En un recorrido se pudo constatar que las excavaciones en el suelo tienen una profundidad considerable, de aproximadamente medio metro, representando un peligro para niños de las más de 100 familias, en esos orificios se acumula agua de lluvia y basura, es por ese motivo que algunos vecinos como Eduardo Hernández se mostraron molesto por el trabajo incompleto que realizó el personal de la CAEV.

En algunas esquinas quedaron algunos montículos de escombros los cuales impiden que los conductores tengan una mejor fluidez al transitar sobre la calle 5 de febrero, Ignacio de la Llave y 5 de mayo, ya que no pueden rebasar o tienen que detenerse cuando los habitantes caminan sobre las avenidas afectadas.

Cabe recordar que el 23 de enero unos 50 pobladores en las calles antes mencionadas, retuvieron una camioneta de CAEV para hacer presión y que les fuera restablecido el suministro de agua potable, luego de que durante casi cinco días no habían contado con el servicio y tampoco las pipas de agua se habían hecho presentes en aquel punto, poco después el servicio se restableció, sin embargo, los escombros aún siguen siendo el desagradable recuerdo de aquel incidente.

Dejan escombro ¡de recuerdo!