El gobierno mexicano, la iniciativa privada y las familias deben tener "cautela", reducir los gastos y evitar adquirir créditos que puedan representar un aumento considerable en la tasa de interés por la devaluación del peso mexicano, derivado de la salida del Reino Unido de la Unión Europea ('Brexit').

El coordinador del Observatorio de las Finanzas Públicas de la Facultad de Economía de la Universidad Veracruzana (UV), profesor, investigador y especialista en Economía y Finanzas, Hilario Barcelata Chávez, asegura que la salida del Reino Unido ha causado "nerviosismo" en el mercado internacional que para evitar problemas financieros han optado por la adquisición de dólares, plata y oro, por lo que las monedas de menos valor, entre ellas la mexicana, pierden valor.

"Por la preocupación de los inversionistas de que Gran Bretaña entra en un problema de recesión económica la gente está dejando de obtener libras y está yéndose al dólar, en esta turbulencia en la que los inversionistas financieros buscan activos estables también sueltan pesos para comprar dólares, oro y plata y esos activos son los que ganan precio y monedas como la mexicana pierden su valor y ese es el mayor efecto que pudiera tener para los mexicanos", dijo el especialista.

La Unión Europea es un planteamiento que busca la integración económica de los países que la integran, es un 'gobierno sobre su gobierno', plantea Barcelata, que les permite a través acuerdos pactados una zona de libre comercio, de libre tránsito en capitales financieros, constituir un sólo territorio.

La salida de Reino Unido de la UE genera incertidumbre en el mercado mundial, por lo que Barcelata llama al gobiernos nacional, la Iniciativa Privada y a las familias a analizar las inversiones para salir lo menos afectados con la devaluación del peso.

"La devaluación del peso que se prolongó y podría generar problemas de orden inflacionario, eleva los costos de lo que tenemos que comprar en el exterior para los procesos productivos y eso empieza a dificultar la buena marcha de la economía mexicana, además de que la deuda contratada en dólares se vuelve muchísimo más cara, porque tenemos pesos y hay que cambiarlos por dólares...', indicó.

VALENTINA MONTALVO/EL MUNDO DE CÓRDOBA