Ciudad de México .- A José Cruz, fundador de Real de Catorce, le llovió sobre mojado durante una década, pero ahora tiene un panorama más alentador que lo anima a seguir creando.

El músico pasó momentos complicados desde que le fue diagnosticada esclerosis múltiple en el 2000 y, además, tuvo que enfrentar la demanda de sus ex compañeros del grupo, quienes no le creían que la enfermedad fuese real.

"Me fue mal, y fue difícil, pero ahora estoy saliendo adelante... tenemos un concierto en la Carpa Astros el 10 de septiembre, y he seguido tocando. Antes lo hacía en silla de ruedas y casi no podía moverme, ya tengo más movilidad.

"Y sí, la verdad fue una muy mala experiencia lo de mis ex compañeros, no me creían que estuviera enfermo, alegaban que esto no había sucedido. Si no fuera cierto, entonces soy un gran, gran actor", cuenta Cruz en entrevista.

José Cruz Camargo, de 60 años, ya profundizó en estos conflictos de salud, legales y emocionales en el libro "Voy A Morir" (2013), el cual dice que fue catártico.

Y es que, tras aquel paro respiratorio que sufrió en un concierto, tuvo que vivir con oxígeno durante un tiempo. Hoy, ya sólo requiere ozono. Por eso siente que debe darle la vuelta a la página.

Cruz toca la armónica con la banda, conformada también por su hija María José Camargo en la voz, Rodrigo Pratt en el bajo, Arturo Waldo en la guitarra, Miguel Korsa en la guitarra, Francisco Velasco en el teclado y Alan López en la batería.

"Real de Catorce es un grupo joven, talento joven que está muy bien preparado y sabe de lo que escribo y le gusta lo que tocamos. Mi hija no está aquí por ser mi hija, está porque le gusta y porque se ganó su lugar.

"Desde niña nos dijo que le gustaba la música, tiene oído absoluto, pero de ninguna manera la obligamos a nada, estoy orgulloso de que esté en la banda", relata.

El combo musical presentará el próximo 10 de septiembre, en la Carpa Astros, el álbum Nación Blues, que incluye canciones inéditas que van del jazz al rock swing y blues como "Beso", "La Luna en los Tinacos" y "El Hambre", un huapango que Cruz escribió a los 17 años.

ASÍ LO DIJO

"Real de Catorce ya no es vivir del pasado, sino del presente. Tenemos canciones ya muy conocidas que jamás dejarán de ser nuestras, pero queremos que conozcan lo nuevo que estamos haciendo, que vean que Nación Blues es un avance, una evolución".

José Cruz, músico de Real de Catorce

Reforma