México .-Una prueba para detectar la predisposición hereditaria al desarrollo de cáncer de mama y de ovario, entre otros, fue presentada este lunes por investigadores del Instituto Nacional de Medicina Genómica (Inmegen).

La prueba cuenta con reconocimiento del la Entidad Mexicana de Acreditación y el Colegio Americano de Patólogos.

Los resultados de la prueba revelan que existen nueve variantes genéticas asociadas a la predisposición genética de cáncer, además de las alteraciones en los genes BRCA1 y BRCA2, que se asocian al desarrollo de cáncer de mama y ovario.

Esta prueba se desarrolló con base en un estudio realizado en el Laboratorio Diagnóstico Genómico del Instituto, en el que se han analizado a 167 mujeres diagnosticadas con cáncer de mama y de ovario.

A estas mujeres se les aplicaron estudios de secuenciación masiva para conocer las características de sus genes BRCA1 y BRCA2 y otros 65 genes más relacionados con la predisposición hereditaria a diferentes cánceres.

"La gente sólo empieza a pensar en BRCA1 y BRCA2. Lo que nosotros queríamos probar es que éstos no explican todos los casos", indicó Carmen Aláez, jefa del laboratorio.

En el Inmegen, la prueba tiene un costo que va de los 10 mil a los 20 mil pesos, pero previamente es necesaria una asesoría genética.

Aláez dijo que existen factores como la existencia de familiares con cáncer de mama u ovario, por ejemplo, que se evalúan para saber si es necesaria la prueba.

Una vez detectada la mutación, es posible reducir la carga del tumor por medio de fármacos, explicó Luis Leonardo Flores, investigador del Inmegen.

Reforma