México.- Carismática, sociable y ganadora del título de Reina de Belleza Gay Nayarit en 2015, así recuerdan familiares y amigos a Paulett González, la joven transexual que apareció brutalmente asesinada y cuyo caso, repleto de incógnitas, ha atizado el fantasma de la transfobia en México.

Las investigaciones continúan, pero voces de la sociedad civil afirman que se trató de un crimen de odio, algo que no suena nada descabellado porque el cuerpo de Paulett fue hallado calcinado en un descampado y, por su mal estado, aún se desconoce si hay señas de tortura.

No fue tampoco la primera. Desde 1995 hasta abril de 2016, 265 mujeres trans han sido asesinadas, según un estudio que la ONG Letra S elaborado a partir de notas en medios de comunicación, por lo que podría haber más casos. Una rápida búsqueda en la red arroja crímenes igual de atroces.

En junio de 2015, en el norteño estado de Chihuahua, hallaron asesinada a una transexual con disparos, huellas de saña y violencia y envuelta en una bandera de México.

A principios de este año mataron a golpes a Paloma, otra joven que participó en 2015 en el mismo certamen de belleza de Nayarit.

"Paulett era una persona sociable, alegre, con gran sentido del humor, carismática y amiguera. Una muy buena persona con una calidad humana impresionante, un ángel", explicó a Efe Óscar Calvillo, primo de Paulett, bautizada como Luis Jean González.

Pauly, para los amigos, decidió a principios de junio ir con otra chica transexual al central estado de Guanajuato y apenas dos días después de haber llegado desapareció en Irapuato.

"El 12 de junio se localizó un cuerpo sin vida de una persona de sexo masculino, vestido de mujer, en un lugar despoblado de la comunidad de Tenería del Santuario", en Celaya (a unos 70 kilómetros de Irapuato), explicó el subprocurador de Justicia de la Región C de Guanajuato, René Urrutia.

Hasta aquí los hechos coinciden, pero los motivos del viaje difieren entre familiares y conocidos de Paulett.

Según Calvillo, se fue con una amiga transexual, de quien la familia sabe poco, a viajar unos días por Guanajuato, uno de los estados más conservadores del país.

"Paulett nunca había salido con ella, y era la primera vez que iba para allá", recuerda su primo.

Se hospedaron en un hotel, y la que fue reina de belleza se ausentó para salir con un hombre. "No sé cómo contactó con ella, si por Facebook o alguna App", detalló su primo, quien define a Paulett, de quien habla a ratos en masculino, como "su casi hermano".

Para Mara Rojo, presidenta de la asociación Ser Libre de Nayarit, que defiende los derechos de la comunidad transexual, la historia es un tanto distinta.

Paulett y su amiga se fueron en busca de trabajo, atraídas por la oferta de una agencia de modelos y edecanes: "Ella iba a superarse y a tener un mejor sueldo", dijo a Efe.

No obstante, la amiga se marchó el primer día tras comprobar que el empleo no se daría, pero Paulett, supone Rojo, "se quedó a buscar suerte en otras agencias de allá".

Estas dudas que planean sobre las últimas horas de Paulett han avivado las especulaciones. Según algunos diarios de Guanajuato, Urrutia señaló que la asesinada se había ido "con un cliente", sin dar más detalles.

El primo de Paulett, no obstante, asegura que trabajaba de asistente en Puerto Vallarta para un especialista en mercadotecnia.

Los últimos mensajes de Paulett en Facebook, del 3 y el 6 de junio, tampoco dan muchas pistas. La "seguridad personal representa nuestro sentido de valía" y "no olvido de dónde vengo, ni tampoco hacia dónde voy!", escribió.

"Es una diosa que se ve rabiosa", señaló en su último mensaje horas antes de su desaparición junto a una sugerente foto donde muestra de perfil su esbelta figura.

Desde entonces, llegó el silencio. Y con este, denuncias de la familia ante la autoridad para que iniciara la búsqueda, un alud de mensajes en internet preguntando por ella y una marcha de apoyo en Tepic, capital de su oriundo estado de Nayarit, en el noroeste del país.

Tras confirmarse su muerte el 22 de julio a partir de pruebas genéticas, las redes sociales -Paulett contaba con casi 5.000 seguidores en Facebook- rebosaron de mensajes de cariño y consternación.

A familiares y amigos, que enterraron a Paulett este jueves, solo les queda clamar justicia: "Quiero pensar que se está investigando el caso, por toda la difusión que se dio a la noticia y las denuncias que se pusieron", expresa Calvillo.

Rojo, que no duda que el crimen estuvo motivado por su identidad sexual, exigió al Gobierno de Guanajuato esclarecer el caso y encontrar a los culpables.

A tenor de las cifras, esta será una difícil tarea, pues el país nada en la impunidad con el 98 % de los crímenes sin resolver.

EFE/Foto: EFE