Tapachula, México.- Para restablecer las condiciones hidráulicas originales de las Cascadas de Agua Azul, en Chiapas, comuneros de la zona y personal de Protección Civil estatal realizan trabajos de desazolve y limpieza para evitar el desvío de agua y la baja del caudal del brazo del río que las alimenta.

La Conagua reconoció que las Cascadas de Agua Azul presentan una disminución de caudal y explicó que eso se debe al colapso de uno de los bordos del río que las abastece.

En un comunicado, informó que las aguas de las cascadas provienen del río Agua Azul, que agua arriba presenta una bifurcación (brazos derecho e izquierdo).

Las Cascadas de Agua Azul, precisó, reciben únicamente el caudal de agua proveniente del brazo derecho de este río.

"Además, se restituirá el bordo izquierdo del brazo derecho del río a través de un muro de mampostería envuelto con material filtrante y una capa de suelo que permitirá restablecer su condición previa.

Notas Relacionadas

Causó sismo sequía en Agua Azul

Reportan sequía en Cascadas de Agua Azul

"Se identificó que el brazo derecho del río Agua Azul tiene un colapso de su bordo izquierdo, lo que generó que gran parte del agua que transitaba en dicha corriente se desviara hacia el brazo izquierdo", indicó el organismo.

Señaló que el colapso tiene un origen multifactorial, pues se encontró un depósito de sedimentos aguas arriba del río, lo que provocó un cambio en la dirección del flujo, pero también, detalló, se debe considerar la alta sismicidad de la zona y que el suelo está compuesto principalmente por roca caliza cárstica, la cual de manera natural se degrada y se vuelve vulnerable ante la presencia de un sismo.

Buscan comuneros encauzar afluente

Comuneros que se benefician con la prestación de servicios turísticos en las Cascadas de Agua Azul, Chiapas, intentan por cuenta propia reencauzar el agua del afluente que redujo su nivel en los últimos días.

El descenso en el volumen de las corrientes ha quitado atractivo al sitio, lo que a su vez ha afectado la presencia de visitantes a la zona.

Fuentes de Protección Civil indicaron que en las labores participan un centenar de habitantes del Ejido Agua Azul, quienes con palas, picos y otras herramientas realizan labores de limpieza y desazolve con la intención de devolver el cause a las cascadas.

Ayer, las autoridades de Conagua, Conanp y Protección Civil establecieron un plazo de 20 días para definir un proyecto técnico sobre las acciones que realizarán para resarcir el daño en el sitio.

Con información de Édgar Hernández

Reforma