Ciudad de México .- La dirigencia nacional del PAN demandó a las autoridades estatales y federales "dar la máxima prioridad" al esclarecimiento de los asesinatos de los alcaldes de San Juan Chamula, Chiapas y Pungarabato, Guerrero, y evitar la impunidad de los crímenes.

En un comunicado, el dirigente Ricardo Anaya alertó sobre el nivel de descomposición causado por la presencia de la delincuencia organizada, que amenaza constantemente la tranquilidad de los ciudadanos, según dijo, además de pretender infiltrar o rebasar a las instituciones democráticas.

La situación se agrava por el descontento social que ha provocado la falta de resultados y por la poca cercanía entre gobernantes y ciudadanos.

"El asesinato del alcalde Ambrosio Soto Duarte a manos de miembros de la delincuencia organizada y de cinco personas más en San Juan Chamula, entre ellos el edil Domingo López González, un síndico, un regidor y un poblador, ultimados a tiros en medio de reclamos por los recursos públicos, son un claro indicador de la alarmante descomposición que existe en el país y de cuáles son sus detonantes", sostuvo.

Anaya dijo que estos casos se suman a otros hechos en el país que dejan en evidencia la descomposición política, como los bloqueos de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en diversos puntos.

Además de los paquetes de impunidad y presuntos actos de corrupción de algunos gobernadores priistas salientes o las matanzas de familias enteras en manos del crimen organizado, entre otros.

De acuerdo con datos de la Asociación Nacional de Alcaldes (Anac), recordó el panista, de 2003 a la fecha han sido asesinados 47 alcaldes electos y en funciones; la cifra se eleva a 79 si se considera también a ex alcaldes, la mayoría en manos del crimen organizado.

"De acuerdo con la Anac, los asesinatos perpetrados por la propia comunidad en contra de funcionarios en San Juan Chamula no tienen antecedente", refirió.

"Nos preocupa mucho que el descontento social hacia los funcionarios se traduzca en acciones fatales. Este caso exige toda la atención tanto de los gobiernos como de los partidos".

Anaya condenó que las solicitudes de apoyo urgente por parte del Alcalde de Pungarabato, Guerrero, hayan sido desoídas, pues inclusive intentó contactar al Gobierno para denunciar las amenazas y atentados previos a miembros de su familia por parte de la delincuencia organizada.

Reforma